viernes, 5 de noviembre de 2010

Carta del Superior General a toda la Congregación


4 de Noviembre de 2010

Estimados hermanos oblatos:

Este comunicado es para informarles que la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica ha dado su respuesta a nuestra petición de aprobar las Constituciones modificadas en el Capítulo General recientemente celebrado. Tres Constituciones habían sido modificadas: las Constituciones 38, 98 y 141. La Congregación Vaticana aprobó las Constituciones 38 y 98. Y no aprobó la Constitución 141 que trataba sobre la elección del Consejo General y el tiempo de transición entre los dos consejos. Esto significa que el nuevo gobierno central, compuesto por los Padres Lougen, Archiati, Ngoka, Piñón, Fritz, Waidyasekara, Brown, Rois, y Chinyemba, es la única y real autoridad en el nivel general de la Congregación, y que así ha sido desde el momento de su elección según las provisiones de la C. 141 que no ha sido modificada.

Desde la celebración del Capítulo, hemos estado actuando bajo la asunción de que la transición de la autoridad ocurriría en el momento de la instalación, tal como estaba indicado en el cambio propuesto para la Constitución 141. Los miembros del nuevo gobierno central dejaron Roma pensando que no estarían en su oficio hasta el 6 de Enero de 2011, la fecha decidida para la instalación. También se asumía que durante este periodo de interim y hasta el 6 de enero de 2011, el anterior gobierno central ejercería la autoridad.

Incluso en la situación actual, el servicio de Gobierno continúa sin interrupción. Aquellos miembros del nuevo gobierno central que estarán en Roma hasta el inicio de la sesión plenaria el 10 de Enero de 2011, continuarán gestionando los asuntos normales de la Congregación. Los miembros del nuevo gobierno central que están estudiando idiomas o haciendo la transición en sus unidades de origen, continuarán con los programas que establecieron antes de abandonar Roma. El nuevo Vicario General junto con el Procurador General clarificarán con la Congregación Vaticana cualquier asunto que pudiera surgir por las decisiones tomadas desde el tiempo de las elecciones durante el Capítulo General.

Los trabajos continúan para completar la edición final y las traducciones de la Carta del Capítulo y Los Llamados de Conversión que serán enviados a todos los Oblatos tan pronto como sea posible. Las Actas finales del Capítulo continuarán su curso debido.

¡Que el Espíritu Santo llene nuestros corazones con una profunda gracia de conversión y un renovado celo por la evangelización de los pobres!

En Jesucristo y María inmaculada.




Louis Lougen O.M.I.
Superior General

No hay comentarios:

Publicar un comentario