miércoles, 22 de diciembre de 2010

DESDE DIEGO DE LEON


La parroquia y la comunidad se vistieron de navidad.

21.12.2010 01:26

     El Domingo día 19, tuvo lugar el "Agasajo" Navideño, momento importante en las actividades del grupo de Inmigrantes de la parroquia. Este año tuvo una nota navideña muy celebrada por la interpretación de un belen viviente preparado con todo el cariño durante dos semanas por el grupo, la actuación de unos "artistas" invitados puso colorido al encuentro así como una cena compartida en la que cada uno de los miembros "agasajó" a la nutrida concurrencia.
    Se rifaron una paleta y un lomo que resultaron ser "regalos" del grupo de Caritas de la parroquia. Ambos "obsequios" se valoraron positivamente.
    Se hizo entrega de unos obsequios a modo de galardones a quienes se habían distinguido por el trabajo desarrollado en este curso y se obsequió con un lote de regalos a los presentes.
    Nadie se aburrió  y todos celebraron las diferentes ocurrencias y las agraciadas intervenciones. La fiesta que comenzó a las 6 de la tarde finalizó a las 10 de la noche y algunos sintieron que había sido un día completo.
:::::::::::
     La reunion de la zona centro, esta vez realizada en la Casa de Diego de León vivió y celebró el inicio de la Navidad con una mañana intensa, pero muy provechosa.
     Dio comienzo la sesion a las 11 segun el horario previsto con la oracion de la hora intermedia; siguió una exposicion del P. Provincial sobre sus apreciaciones y reflexiones sobre el Capitulo General. Despues el P. Eutimio representante del CIPU nos refrescó la memoria sobre los acontecimientos que han tenido lugar en relacion a la Unificación y nos lanzó unas preguntas que fueron ampliamente comentadas y compartidas.
     Posteriormente tuvimos la oración - ambientación: "Peregrinando a Belén", que con algunos textos que nos ayudaron a reflexionar y varios cantos unos meditados, otros proclamados donde no faltó el "tamborilero", nos pusieron en disposicion de un rico compartir.
     Finalizó la reunion con una comida como es habitual en la que dimos buena cuenta de los ricos manjares y caldos suculentos amenizados al final en la sobremesa con un pupurrí de villancicos que hicieron que todos entraramos a sentir ya la cercana navidad.
     Grata fue la presencia de nuestro recien ordenado Diácono, Javier ,  que agradeció a todos el cariño, la cercanía y la oración de todos los oblatos, laicos y demás personas que han seguido su proceso ; así como la presencia ya entre nosotros completamente recuperado nuestro hermano Mario que fue dado de alta tambien por la mañana.
     Atrás quedaron los momentos vividos pero en el recuerdo y en el corazón de cada uno de los presentes se vivieron todos estos acontecimientos esperanzados , y soñando con un futuro mejor para todos.
Que el Niño Dios que nace en Belén nos ayuden a vivir entregados a la misión en la que a cada uno el Señor nos ha colocado y sepamos aprovechar todas las gracias que el Señor nos regala en cada momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario