viernes, 11 de febrero de 2011

Para la reflexión

Hoy me van a permitir, a título puramente personal, que comparta algo que he visto en Internet y la reflexión que ha provocado en mi la foto al hilo de una conversación que tuve con un oblato hace unos meses.

Esta es la foto:

Como veis un cartel que anuncia un encuentro para este fin de semana que tienen los salesianos a nivel vocacional. 

Me surgió la siguiente pregunta, ¿cuántos años hace que los Oblatos no tenemos un encuentro puramente vocacional en España? 

Ahora estamos contentos por la próxima ordenación de Javi Montero como sacerdote o porque Carlos Huete está en también en el tramo final de su formación, pero... ¿somos conscientes que "el siguiente" podría ser el prenovicio Andrei, dentro de 8 años más o menos y que después no viene nadie detrás?.

Dicho de otra forma: ahora nos toca una larga etapa de desierto vocacional en España, y aunque la ayuda de nuestros hermanos italianos sea importante a través de la unificación y haya alguna vocación en Venezuela, y nos ayuden los hermanos del Congo, de Haití o de la India (que todo eso es maravilloso y fruto de la internacionalidad de nuestra Congregación),... ¿no es cada día más urgente y necesario pedir por las vocaciones en España y soñar con tener encuentros vocacionales? ¿Tiramos la toalla y nos damos por vencidos? ¿Es suficiente con lo que hacemos en el campo de pastoral juvenil y vocacional?

Roguemos al dueño de la mies que envie obreros a su mies en España. Roguemos al dueño de la mies que nos de a los Oblatos un renovado y redoblado empeño en este campo.

Disculpenme que comparta mis reflexiones personales en NOSOTROS OMI, pero sentía la necesidad de hacerlo
                                                                                            P. Antonio Jesús Nuño López, omi

3 comentarios:

  1. Muy bien Antonio. Yo pienso igual y no sólo para España. Algo más hay que hacer. Si la situación es difícil es tiempo de inventar y arriesgarse. Gracias por compartir tu reflexión.
    Chicho.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo Antonio. hay que moverse más. Igual nos pasa en Venezuela. Gracias por tu reflexión.
    José Manuel Cicuéndez OMI

    ResponderEliminar
  3. hola, desde estas páginas , un saludo a todos los lectores asiduos de NO.
    Por mi parte, Antonio siento la misma preocupacion, y pensar que hace poco tuvimos en la provincia un encuentro de formación permanente... ¿Por qué se han terminado las convivencias vocacionales?, ¿Por que los grupos vocacionales escasean? ¿No será que estamos "satisfechos" organizando la Jornada Mundial de la Juventud? ¿De ahí pueden salir vocaciones? Puede ser pero Pidamos una convivencia vocacional. Gracias por compartir estos sentimientos. Un abrazo.

    ResponderEliminar