sábado, 14 de mayo de 2011

Fiesta de la Virgen Peregrina en Diego de León

Ayer, día 13 de Mayo. Celebración por todo lo alto en nuestra parroquia Virgen Peregrina. Son las siete y media y van apareciendo por la parroquia una procesión de mantillas, cruces, bandas. Son los cofrades de la Real Esclavitud de la Virgen de la Almudena. Todos los años acuden a nuestra parroquia en una cita que se ha hecho ya realidad año tras año. Este año de un modo particularmente significativo, porque hemos sido hermanados con la Real Cofradía.

    Son las 20 horas. Como siempre haciendo realidad el dicho "La hora es la hora", salen los concelebrantes de la sacristía. Comienza la Celebración de un día grande: rendidos a los pies, de hinojos ante María Nuestra Sra de Fátima. El coro listo. Comienza el canto. El templo  abarrotado como nunca. María se lo merece. Celebramos con verdadero entusiasmo la festividad de nuestra Patrona, la Virgen Peregrina, Nuestro Señora "en" Fátima.

    En la Homilía nuestro párroco va desgranando la importancia de la devoción a María. María nuestra Madre nos contempla, nos escucha. Ella nos guía. Todos los días del octavario el p.Pacho ha ido desgranando día tras día los misterios que confluyen en María. Ha puesto este novenario en las manos del Nuevo Beato Juan Pablo II y ha tenido un especial recuerdo por los padres oblatos que han vivido con gran entrega y coraje los últimos años en esta parroquia. Se ha recordado de modo particular los últimos 4 oblatos fallecidos. De todos conocida su devoción tierna a la Madre de Dios hasta sus ultimas horas entre nosotros: el P. Gaspar, el P.Pablo, el Hno Sebastián y recientemente el P. Acacio . Todos ellos han dejado un bonito recuerdo y un bonito y fecundo testimonio en este parroquia. Casi todos antiguos párrocos.

    María nos contempla desde el cielo. Ella intercede por nosotros . Ella sigue alentándonos para que nuestra vida de creyentes crezca de día en día.

    María nos muestra por medio del rezo del rosario como ella nos hace estar a los pies de Jesús , su Hijo. Uniendo nuestro misterios de dolor, de gozo y de gloria a los suyos. Sintiendonos unidos a María estamos más cerca de Jesús.

    María acompaña en su caminar a esta parroquia, a todos los que se acercan a venerarla en su bella imagen que preside el retablo de nuestra Parroquia.

    Un año más , como siempre, pero siempre especial. Cada día sentimos cómo nuestras fuerzas van poco a poco decreciendo, pero como dice S.Pablo, cuando nuestro cuerpo enflaquece demuestra que la fuerza no reside en nosotros. Cuando soy débil entonces soy fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario