miércoles, 1 de junio de 2011

P. Alejandro María Tacoronte de Aguilar (1917-1985)

Nació en Tegueste (Tenerife) el 18 de Septiembre de 1917. Hizo estudios de magisterio y un año preparatorio de medicina. Algún tiempo se dedicó, como camionero, al transporte de plátanos.

Llegó al noviciado de Hernani el 28 de Octubre de 1946. Hizo los primeros votos el 8 de Diciembre de 1947. Cursó en Pozuelo los estudios teológicos y recibió el sacerdocio en 1954.

Recibió la primera obediencia para la prefectura de Ifni-Sáhara. Su actividad misionera estuvo centrada en Villa Bens.Vivió encariñado con la misión y sus gentes hasta que el territorio pasó a dominio de Marruecos y tuvo que salir en 1969.

Regresó a España y después de breves estancias en Las Arenas y Madrid, fue destinado a la comunidad Oblata de Badajoz.

Fue muy amante de la Virgen, de los pobres y de los humildes. En Badajoz se dedicó de lleno a los más abandonados. Llegó a comprometer bienes familiares y de la provincia para facilitar accedo al estudio a los analfabetos o no escolarizados. Fue el creador de la filial que el llamó "Virgen de Fátima"

Fue un hombre de fe, emprendedor, desorganizado, a veces mal comprendido, pero querido por todos. Demostró una especial sensibilidad para todo lo que suponía dolor o marginación. Se preocupó de los gitanos, drogadictos, prostitutas, ancianos, enfermos, matrimonios con dificultades y sacerdotes con problemas.

Buscando soluciones creía ciegamente en la providencia. No miraba los riesgos y se metía constantemente en lios que en alguna ocación, pudieron suponerle la cárcel. Por descuido, habia firmado cheques sin dinero en la cuenta.

En comunidad fue dialogante, amable, detallista, delicado, acogedor, paciente y nada rencoroso.
En muy poco tiempo se vio invadido por el cáncer y falleció el 30 de Mayo de 1985.

El pueblo pacente lo lloró y despidió en olor de multitudes. Hay una avenida, colindante al colegio de la filial que lleva su nombre.

1 comentario:

  1. El padre Tacoronte fue el ejemplo de lo que ha de ser un sacerdote de Cristo. Entregado 100% a los demás, predicó toda la vida con el ejemplo. Yo tuve la suerte de estudiar en su colegio y de visitarle en su lecho de enfermedad, y siempre de dejó impronta de su bonhomia. El ayuntamiento socialista de Badajoz le reconoció su trabajo por los demás dándole su nombre a la Avenida donde se encuentra el colegio y el instituto que fundó.

    ResponderEliminar