viernes, 1 de julio de 2011

La Sra. Obama habla en una célebre parroquia oblata

Provincia Norte de Sudáfrica

Nelson Mandela, el Arzobispo Desmond Tutu, el Arzobispo Denis HURLEY y otros muchos hombres y mujeres cuyos nombres son célebres, o no tan célebres, desempeñaron un importante papel en la caída del sistema del “apartheid” en la República de Sudáfrica. Uno de los santuarios de la lucha es la Parroquia “Regina Mundi”, en el corazón de Soweto, cerca de Johannesburgo. El 22 de junio de 2011, la esposa del actual presidente de los Estados Unidos, la Sra. Michelle Obama, visitó la iglesia y se dirigió a una gran multitud.

En su discurso, hizo una comparación entre la lucha por la libertad del pueblo oprimido en Sudáfrica y en los Estados Unidos. “La historia de los jóvenes 20 años atrás, 50 años atrás, que caminaron hasta quedar heridos sus pies. Que aguantaron golpes y balas y décadas tras las rejas. Que arriesgaron y sacrificaron todo lo que tenían por la libertad que deseaban”, dijo. “Y a ellos se debe que podamos juntarnos hoy aquí. A ellos se debe que tantos de esas jóvenes líderes puedan buscar hoy sus sueños. A ellos se debe que pueda estar ante ustedes como la primera dama de los Estados Unidos de América”.

La Sra. Obama animó a los jóvenes a trabajar contra la enfermedad que supone una plaga para gran parte del continente africano: “Ustedes pueden ser la generación que acabe con el VIH/SIDA en nuestro tiempo, la generación que combata no sólo la enfermedad, sino los estigmas de la enfermedad”, dijo.

“Regina Mundi” se convirtió en un importante símbolo del movimiento antiapartheid especialmente a partir del 16 de junio de 1976, cuando la policía disparó a los estudiantes en protesta. Muchos fueron muertos. Otros corrieron a “Regina Mundi” en busca de refugio. La policía, sin embargo, tomó la iglesia y siguió disparando sus armas. Muchos fueron heridos y los objetos sacros de la iglesia fueron dañados. Aún se pueden ver las marcas de bala en el altar, en el techo, así como una figura dañada de Cristo.

Los oblatos, que a menudo alojan a muchos importantes visitantes son el párroco, P. Vusimuzi Henry MAZIBUKO, junto a los padres Benedict MAHLANGU y Lizwelinjani MLOTSHWA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario