martes, 20 de septiembre de 2011

Los Oblatos conviven con el peligro en Pakistán

(visto en www.omiworld.org)


En 2010, la Santa Sede nombró al Obispo Victor GNANAPRAGASAM el primer Obispo del recién erigido Vicariato Apostólico de Quetta. Sin embargo, cuando el Oblato fue ordenado al Episcopado el 16 de julio de 2010, la ceremonia tuvo lugar en Karachi, la ciudad más grande de Pakistán debido a la tensión y al conflicto presentes en Quetta y en la provincia de Beluchistán.


La tensión y el conflicto siguen en la zona afectada. El 7 de septiembre de 2011 dos terroristas suicidas atacaron la casa y la sede de un funcionario paramilitar de alto nivel resultando en por lo menos 24 muertos y 82 heridos. Las ventanas de la residencia del Obispo Victor fueron destrozadas y hubo daños en las oficinas de Caritas Pakistán y en tres escuelas Católicas.


Los talibanes paquistaníes inmediatamente reivindicaron la responsabilidad por el atentado en represalia a la detención de un alto líder de Al-Qaeda de parte de las fuerzas de seguridad paquistaníes.


El Padre Oblato Cecil PAUL sintió la vibración de las explosiones en su oficina parroquial, situada a un kilometro del lugar. “Nuestro país ha alcanzado ahora la más profunda inestabilidad. La violencia continua interminablemente después de la captura y muerte de Osama bin Laden en la provincia del norte”, comentó.

 
También se ha informado que Al-Qaeda está secuestrando cristianos adinerados a cambio de rescate para financiar sus proyectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario