sábado, 12 de noviembre de 2011

"Celebrando San Eugenio en Polonia" por el P. Louis Lougen, O.M.I., Superior General

Visto en JOVENESOBLATOS.COM.AR Posted: 11 Nov 2011 10:26 AM PST
El 150º aniversario de la muerte de San Eugenio se sigue celebrando en todo el mundo. El 28 y 29 de octubre, tuve el privilegio de participar a los dos días de celebración en Polonia con muchos otros Oblatos, laicos, sacerdotes, Hermanos y Hermanas de Polonia, de toda Europa, de Canadá y de las delegaciones y misiones de Polonia.

El viernes 28 de octubre, se llevó a cabo una Conferencia Internacional en Obra, titulada “De la Revolución Francesa a la Nueva Evangelización”. Esta conferencia fue patrocinada por el Departamento de Historia de la Iglesia, Facultad de Teología, de la Universidad Adam Mickiweicz de Poznan y el Escolasticado Oblato de Obra. Esta conferencia contemplaba el carisma y la misión de San Eugenio de Mazenod con motivo del 150º aniversario de su muerte.

Trescientos participantes llenaron el auditorio para un día completo de doce conferencias. La conferencia fue inaugurada por el Padre Ryszard SZMYDKI, Provincial de Polonia, que dio una cálida bienvenida a todos los presentes. El Padre Pawel ZAJAC, responsable de la organización de este día lleno de actividades, realizó a continuación una introducción a la Revolución Francesa y los recuerdos personales de Eugenio de Mazenod. El Profesor Roberto Regoli de la Universidad Gregoriana de Roma otorgó una aportación incisiva a la relación de Napoleón Bonaparte con la Iglesia Católica. El Dr. Rafal Dobek, de la Universidad Adam Mickiewicz, expuso la unión del altar y del trono de Francia desde 1825, un tema muy relevante para la misión de Eugenio de Mazenod. Esto fue complementado con una presentación profunda sobre el anticlericalismo en Francia en el siglo XIX impartido por el Profesor Andrzej Chwalba de la Universidad Jagellónica de Cracovia.

Después de una breve pausa, entramos directamente en una narración biográfica de la vida de San Eugenio impartida por el Padre Pawel LATUSEK, del Escolasticado de Obra. Se siguió con una perspectiva agradable y muy personal de Eugenio de Mazenod, su familia y sus contrastes personales, a cargo del descendiente de su hermana, el Sr. Bertrand Morand de Aix-en-Provence. El Padre Fabio CIARDI, de la Administración General, nos hizo comprender más profundamente el método misionero de Eugenio, lejos del jansenismo y más cercano al Salvador.

Después del almuerzo, el Padre Kazimierz LUBOWICKI, de la Facultad Pontificia de Wroclaw, realizó una presentación de Eugenio de Mazenod y de la influencia de la escuela francesa de espiritualidad. Un vistazo a la relación de Eugenio con los jesuitas nos hizo apreciar más profundamente los lazos que tenemos con la Compañía de Jesús y este ha sido la tarea del Padre Robert Danieluk, S.J., de los Archivos de la Sociedad Romana. El Padre Frank SANTUCCI, de la comunidad de Aix-en-Provence, nos hizo comprender después la labor pastoral de Eugenio como Obispo de Marsella.

El Padre Marek ROSTKOWSKI, de la Universidad Pontificia Urbaniana de Roma, nos ayudó a entender la significativa contribución de los Oblatos a la misionología. De la Universidad Cardinal Stefan Wyszynski, de Varsovia, el Padre Jaroslaw ROZANSKI realizó una presentación sobre los eminentes misioneros Oblatos. El Padre Frank Santucci terminó el día con una conclusión muy adecuada al relacionar el carisma de San Eugenio a la nueva evangelización. Afortunadamente, estas charlas, que estaban repletas de información, ideas y preguntas que deberán ser profundizadas, serán publicadas con el fin de que toda la Congregación pueda cosechar los beneficios de esta Conferencia Internacional.

El sábado 29 de octubre continuó la celebración del 150º aniversario de la muerte de San Eugenio, pasando de la esfera académica a las expresiones litúrgicas, espirituales y artísticas. Más Oblatos, muchos laicos y religiosos de las parroquias y ministerios Oblatos llegaron y empezamos el día con la solemne celebración de la Oración de la Mañana de los Pastores, en conmemoración de San Eugenio. El Padre Kazimierz LUBOWICKI predicó en su homilía centrada en la relación de San Eugenio con Jesús Cristo. Más tarde esa mañana siguió una celebración festiva de la Eucaristía presidida por Mons. Eugeniusz JURETZKO, de la Diócesis de Yokadouma, Camerún, en la iglesia barroca de Obra. Todo en la liturgia ha sido como le hubiera gustado a San Eugenio. El Padre Fabio CIARDI, se inclinó hacia mí en un momento y me susurró al oído “¡Estos Oblatos están orgullosos de ser Oblatos!”.

A la tarde participamos en dos programas especiales: una producción teatral y un concierto. Una obra de teatro, “El Folleto de Eugenio de Mazenod”, escrita y producida por “Nineveh”, el movimiento de jóvenes Oblatos de Katowice, fue el primer evento. Fue una representación del Eugenio de hoy, atendiendo a los maltratados y pobres y llevando a otros a encontrar la pasión por Jesús y a convertirse en anunciadores del Evangelio de la misericordia y amor del Salvador. Estuvo muy bien retratada, fue muy creativa y actual; el mensaje resonó en los corazones de la audiencia. Me impresionó la capacidad de los jóvenes en identificarse con San Eugenio y su mensaje y comunicarlo de una manera poderosa e inspiradora.

Cuando la obra terminó, nos fuimos casi de inmediato a la iglesia para el concierto musical. La iglesia de Obra estaba llena y el famoso grupo musical polaco, “Gang Marcela”, tocó una variedad de música popular y religiosa. La banda presentó varias canciones inspiradas en la vida de San Eugenio y su experiencia con la cruz, su amor por los pobres y su ministerio de compasión. Al principio, los acordes de la música pop moderna parecían estar en fuerte contraste con la iglesia ornamentada antigüa. Sin embargo, la música transmitió el mensaje eterno del amor de Dios revelado en la cruz de nuestro Salvador y que toca nuestras vidas hoy en día.

La alegría, la paz y el coraje para seguir adelante con el Evangelio iluminó los corazones de todos mientras llegaba la oscuridad de la tarde. En ese momento se capturaron simbólicamente los dos días de celebración en honor de la vida y misión de San Eugenio: la luz del Evangelio que iba hacia la oscuridad. La experiencia de San Eugenio de la compasión de Dios ilustrada en la Cruz de Jesús; su decisión de dedicar su vida a la evangelización de los pobres y abandonados; y la misericordia que predicó y vivió a través de los demás; estas realidades continúan atrayendo a los hombres a seguir a Jesús como Misioneros Oblatos de María Inmaculada. Estas experiencias también inspiran a muchos laicos a abrazar el carisma de San Eugenio y dar sus vidas al servicio de la misión de Dios. ¡San Eugenio de Mazenod, reza por nosotros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario