viernes, 23 de diciembre de 2011

La obra de reestructuración en Aix-en-Provence

La Administración General está llena de esperanza ya que comienza un proceso que verá a la comunidad internacional de Aix-en-Provence convertirse en una de sus prioridades para el bien de toda la congregación. Es más que apropiado expresar nuestra sincera gratitud a los oblatos de la provincia de Francia por su servicio durante todos estos años y por la colaboración con la cual la provincia ha participado y sigue participando en este proyecto. A través del sitio de internet de la congregación, así como también, a través de los Communiqués (comunicados) de las últimas sesiones plenarias, hemos mantenido informada a la congregación de lo que estaba sucediendo al respecto. Por lo tanto, estamos seguros de que este paso no es ninguna sorpresa.

Hemos comenzado el discernimiento con el fin de identificar a los miembros de la nueva comunidad internacional a los que vamos a tratar de darles la ayuda necesaria para prepararlos para esta nueva misión. Durante el periodo de transición, las siguientes personas permanecerán en Aix: el Padre Jean-Pierre CALOZ como superior temporal, el hermano Benoît DOSQUET que se encargará de supervisar la obra en conjunto con nuestro director de proyecto, así como también, el Padre Léon KENNEDY quien se desempeña como vicario de la parroquia de la catedral.

Para facilitar los trabajos de reestructuración que se extenderá durante todo el año 2012, todas las actividades que normalmente tienen lugar en esta casa se suspenderán o se celebrarán en otro lugar durante toda la duración de la obra. Solo el servicio regular en la capilla de la misión y sus actividades relacionadas (por ejemplo, las confesiones), continuarán durante el periodo de reestructuración.

La recepción de oblatos y otros visitantes o peregrinos en la casa será además imposible durante este periodo. En la segunda mitad del 2012, esperamos poder darles una fecha en que las actividades y la recepción de invitados podrá volver a su ritmo normal. Agradecemos vuestra comprensión y les pedimos que comuniquen esta noticia a toda la familia oblata en vuestra unidad. (Paolo ARCHIATI, Vicario General)

No hay comentarios:

Publicar un comentario