miércoles, 14 de marzo de 2012

Un trabajo en progreso (Aix-en-Provence)

Han comenzado a hablar de ello en Aix-en-Provence y en la diócesis de Aix & Arles: ¡están cambiando muchas cosas con los oblatos en Aix!

Todos los que se codean con los Misioneros Oblatos saben que la casa está donde se ha fundado. Sólo para recordar, Eugenio de Mazenod adquirió parte de un antigüo monasterio carmelita para reunir allí a los jóvenes de la Congregación de la Juventud de Aix y establecer la comunidad de misioneros que se convertiría, en 1826, en la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada.

Este lugar es ahora la cuna de la Congregación y tiene un lugar especial en el corazón de los oblatos y en toda la familia Mazenodiana. Dada su importancia, el 7 de diciembre de 2011, hemos experimentado la transición de la comunidad de Aix de la Provincia de Francia a la Administración General. Como ha dicho el Padre Paolo ARCHIATI, el Vicario General: es el paso de la batuta como en una carrera de relevos”, y añadió, “este movimiento está en el servicio de la vida…”

La remodelación es sólo un anticipo del proyecto. Cuando el trabajo habrá llegado a su fin, una nueva comunidad intercultural animará un nuevo lugar, al servicio de individuos y grupos, jóvenes y adultos, de Francia y del extranjero, para periodos de formación, el descubrimiento de San Eugenio de Mazenod y del carisma Mazedoniano.

Se ha encargado la realización del proyecto a un arquitecto de Aix, el Sr. D. Eric Ferment. Se han elegido distintos subcontratistas y todas esas empresas se reúnen todos los miércoles en la sala de la fundación para una reunión sobre la obra en construcción.

El trabajo que acaba de comenzar es impresionante, pero ¡anímense! Cuando todo esté terminado a finales de 2012, el edificio estará más funcional y el patrimonio se habrá conservado y mejorado.

Tal como se indicó en el boletín, Información OMI 518 en enero de 2012, una de las consecuencias es el cierre del Centro Internacional de Mazenod durante todo el periodo de construcción. Sólo una pequeña comunidad de tres oblatos estará viviendo en la casa de nuestra fundación, a fin de garantizar su presencia y promover el buen funcionamiento de la obra en construcción.

La comunidad invita a toda la familia Mazedoniana a apoyar este proyecto con sus oraciones, en primer lugar para que los miembros de la futura comunidad se preparen para dar “alma” al “Centro Internacional de Mazenod” y, para que, por lo tanto, alcancen el objetivo deseado de esta renovación. ¡Y que el lugar irradie el carisma Mazedoniano durante todas las generaciones que vendrán! (Benoît DOSQUET)

No hay comentarios:

Publicar un comentario