viernes, 26 de octubre de 2012

El Padre Paolo Morlando se presenta a los Oblatos españoles


Un misionero en España
Buenos días a todos:

A los oblatos, las oblatas y los laicos comprometidos en la misión en esta tierra de España que visito por segunda vez.
La primera fue en el verano del 1988 cuando vine con el  P. Mimmo di Meo en Madrid  para aprender su idioma para prepararnos a la misión de Uruguay donde trabajé durante 19 años en  la Delegación.
Fue  una experiencia Hermosa: animar las comunidades, acompañar a  las parroquias, los jóvenes  los niños y las comunidades rurales.
Pude acompañar proyectos de promoción humana, en particular “Niños creciendo con Jesús  que aseguraba para 120 niños y sus familiares no solamente un comedor sino también el anuncio de la fe, talleres  y juegos.
Además ese proyecto encontró el apoyo de los familiares de los niños y de los laicos de la capilla del pueblo.
Ese proyecto me enriqueció mucho porque veía no solo la participación de los laicos sino también el protagonismo de ellos.
Me convencí que la Iglesia tenia que ser así justo según el espíritu del Concilio y la espiritualidad de la Iglesia Latinoamericana.

En la misión de Uruguay me enriqueció sobre todo la  experiencia de la comunidad oblata: compartir un proyecto misionero, la oración y el esparcimiento, hasta las vacaciones para descansar juntos, cocinando recetas según la región de cada oblato.

La experiencia fue tan linda porque pude experimentar también la comunidad internacional: por unos años viví con el  P. Marcos Rivarola un oblato del Paraguay.

Ahora estoy entre ustedes trabajando con los padres Octaviano, Camilo y P. José en la comunidad de Cádiz. Donde atendemos varias comunidades.
Algunos de Uds ya los conocí en la Asamblea provincial, también he conocido a  las oblatas pero todavía no conozco a todos. Espero tener la oportunidad de  hacerlo en breve.

Por ahora agradezco al Señor el don de llevar el Evangelio entre esta gente y esta  tierra hermosa de España y espero tener la ayuda de Dios por intercesión de los santos mártires oblatos ya que entre nosotros tenemos la suerte de vivir con  P.Camilo sobrino de uno de ellos, el P. Serviliano Riaño.

Hasta pronto
P.Paolo Morlando

No hay comentarios:

Publicar un comentario