lunes, 29 de octubre de 2012

Paso a paso


Queridos amigos,

David y yo, desde el martes 23 hasta el sábado 27 de octubre, estuvimos en el Abrojo de Valladolid para tomar un tiempo de reflexión sobre el nuevo proyecto de Pastoral Juvenil y Vocacional que nos encomendó la Provincia Mediterránea en el Sector Español.



Fueron días muy importantes para nosotros en los que hicimos una vida comunitaria muy sencilla con tiempo de oración, silencio, estudio, cocinando y comiendo con alegría y compartiendo mucho de nuestra vida para conocernos mejor. El lugar del Abrojo nos ayudó mucho a hacer esto.

Lo que más destacamos en estos días fue que este proyecto de PJV nace y se desarrolla a partir de la comunión profunda entre nosotros centrada en Jesucristo y vivida en comunidad. Y por eso nació entre nosotros la idea de proponer a los oblatos interesados en la PJV encuentros-convivencias de 3-4 días al comienzo y al final del curso. Partir juntos para programar y evaluar juntos nos pareció la idea base para poner en marcha este proyecto.

P.Tino OMI

1 comentario:

  1. Pues muy buena idea. Comenzar como lo hicieron los Apóstoles. Ánimo y no sunimos en oración con el proyecto.

    ResponderEliminar