lunes, 19 de noviembre de 2012

Gracias por este Don de la Confirmación

Compartimos con todos los amigos de nosotros OMI algunas fotos de las Confirmaciones del pasado 16 de noviembre en la parroquia de San Leandro de Aluche y también la acción de gracias de Belén Cazorla Álvarez, una de los confirmados, que leyó en la celebración en nombre de todos. Esperamos que os guste. Que el Espíritu Santo les de la fuerza necesaria para ser auténticos cristianos apasionados por Cristo y por su Iglesia.






Rezamos por estos jóvenes para que el regalo de la confirmación les de la fuerza necesaria para ser auténticos cristianos, apasionados por Jesús y por su Iglesia.

"En primer lugar gracias a todos por venir y por dejarnos compartir este momento tan especial e importante para nosotros.
En nombre de todo el grupo quiero dar las gracias a todas las personas que han ayudado a conseguir que estemos hoy aquí. Gracias a nuestros catequistas, por enseñarnos, por aguantarnos y porque sin ellos no estaríamos aquí.
Gracias a los curas de la parroquia, por el hecho de estar ahí, ayudándonos con nuestros problemas. Gracias a los familiares y los amigos que nos han animado y que sabes que no te fallan.
Gracias a nuestros padres, porque sin ellos no hubiéramos empezado la catequesis. Porque nos han servido como modelo en todo momento aunque a veces no nos demos cuenta. Porque ellos fueron los primeros en hablarnos de Dios, nos quieren un montón y solo desean lo mejor para nosotros.
Pero sobre todo gracias a Dios. Porque el día que nos bautizamos nos acogió como a hijos cristianos por no abandonarnos nunca, por estar ahí cuando te caes o cuando decides no seguir adelante. Por ser nuestro padre, por regalarnos una vida. Porque sin él muchos no nos conoceríamos.
En  estos años de catequesis, ha habido ratos divertidos, raros serios, ratos de reflexión y de compartir, raros en solitario y ratos en grupo. Pero en cada uno de esos momentos hemos notado la presencia de Dios con nosotros. Nos hemos dado cuenta de que Dios es nuestro Padre, nos cuida, nos protege y quiere solo lo mejor para nosotros.
Me he fijado en que gracias a la catequesis y a todas las personas que me han apoyado he descubierto que tengo que tratar a Dios como a un padre y no como a alguien a quien solo hago caso cuando quiero algo, porque Dios me ha hecho ser como soy. He aprendido a madurar, a saber valorar lo que tengo.
Y hablo en nombre de todos cuando digo que gracias a esta experiencia que nos ha marcado para siempre, sabemos cuál es el camino que vamos a elegir, a pesar de las dificultades que se nos vengan encima. Y qué y cómo queremos ser a partir de ahora." (Belén Cazorla Álvarez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada