domingo, 9 de diciembre de 2012

Noticias de Mario León OMI


Unas pocas palabras para hablaros de la vida y misión del Sahara Occidental. Muchos sabéis que es una misión oblata, aunque quizás no todos sepáis que es además una Prefectura Apostólica, y que como tal depende directamente de la Santa Sede, en concreto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, (tradicionalmente conocida como Propaganda Fidei). Como tal, su responsable, (en este caso a falta de un Prefecto el Administrador Apostólico), debe participar anualmente de las reuniones de la Conferencia Episcopal Regional del Norte de Africa, -CERNA-.

Este año la CERNA se reunió en Sicilia, en la ciudad de Mazara del Vallo, a invitación de su obispo Mons. Domenico Mogavero. Como anécdota, de la diócesis son varios hermanos nuestros: Adriano Titone, procurador de la provincia OMI mediterránea, Nino Bucca, (ahora en la Casa General) y … sé que me olvido de alguno, espero que sepa perdonármelo. Hace ya varios años que la diócesis de Mazara se enfrenta al reto del diálogo intercultural e interreligioso; de la inmigración de miles de magrebíes procedentes de Libia, Túnez, Argelia y Marruecos. Pudimos constatar los esfuerzos de una iglesia que quiere acompañar, ayudar e integrar a hermanos de otra fe. De hecho, la CERNA fue el “plato fuerte” en medio de un menú lleno de actos de la diócesis encaminados al diálogo y el conocimiento intercultural: sesiones de alta formación, exposiciones culturales, visitas… todo bajo el lema: “las dos orillas del Mediterraneo”.

Debo decir que desde que participé por primera vez en estas reuniones del norte de África me ha maravillado el espíritu de fraternidad y corresponsabilidad de todos los obispos de la Conferencia. A pesar de ser el benjamín, (en algunos casos podría ser el nieto como se verá en la foto), vivimos y hablamos de todos nuestros retos, problemas, esperanzas…  Tremenda la situación en Libia. ¡Tres coches les habían robado en lo que llevaban de año! Tomados a punta de pistola, como quien dice… Incierta la situación de Túnez, con nuevas manifestaciones ya en la calle. Marruecos y Argelia con una situación aún en “calma chicha”. Hermoso el testimonio de nuestro hermano de Mauritania. Una iglesia pobre, simple, en una república islámica como la Mauritana que les acoge como a hermanos, pero que a la vez les trata siempre de invitados.

 Os dejo una foto de familia tomada al final de las sesiones. Sólo una cosa más. Sicilia es una isla preciosa. Mons. Domingo Mogavero nos abrió sus puertas de par en par. Una hospitalidad esquisita. Y por cierto, la gastronomía siciliana… mmm… sólo por eso merece la pena ir allí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario