lunes, 24 de diciembre de 2012

Retiro comunitario en la Zona Sur


Retiro Zona Sur

El pasado 17 de Diciembre, en la casa de espiritualidad Villa Nazaret (Málaga), nos reunimos las dos comunidades que formamos la zona sur del territorio español de la Provincia Mediterránea. Fue el primer momento del curso en el que pudimos estar presentes todos los oblatos presentes en esta zona de misión, recibiendo con cordial alegría a nuestro hermano Josef,  recién llegado de un tiempo de estancia con su familia en la India.

El motivo de este encuentro fraterno era comenzar con la serie de retiros que el P. Provincial y su consejo nos han propuesto, para que toda la Provincia camine unida en cuerpo y en espíritu. Como “oblatos mediterráneos” queremos sentirnos unidos a todos los miembros de nuestra Provincia, sintiendo que un alma común nos anima en nuestra misión.

De dichos retiros propuestos, preparados por el P. Fabio Ciardi, elegimos el que hace referencia a María. Ella es para nosotros el modelo del creyente, por lo que ejemplifica de un modo especial la fe que el Papa Benedicto XVI nos pide celebrar durante este año. Igualmente, este retiro nos servía como prolongación o eco de la fiesta de la Inmaculada, tan importante para nosotros. Iluminaron nuestra reflexión y oración textos del Fundador, del Papa y de la Carta Apostólica Porta Fidei.

Acompañados por el buen tiempo malagueño  primaveral durante estos días en que vamos a comenzar el invierno, dedicamos un tiempo a la meditación personal, concluyendo con el rezo del santo Rosario en común. Al final del mismo, ante una imagen de la Virgen, en un sencillo espacio del lugar en el que nos encontrábamos, renovamos nuestra consagración a María Inmaculada. La sencillez del lugar y del acto nos recordaron que, de lo más inesperado, es de donde el Señor va sacando su salvación.

Iluminados por estos pensamientos y después de cantar con devoción el “¡oh Purísima Virgen María!”, nos reunimos para terminar la mañana con un momento comunitario de compartir, animándonos fraternalmente a seguir viviendo con intensidad y alegría este tiempo de Adviento, según el modelo de nuestra Madre y Patrona.

Nuestro retiro terminó con la comida, momento en el que no faltó el buen humor y las anécdotas que van jalonando nuestra labor pastoral cotidiana. Al terminar el almuerzo y antes de que nuestros hermanos “gaditanos” partieran para San Martín del Tesorillo, donde reside la comunidad, fechamos los dos siguientes encuentros de zona, distribuyendo los temas de retiro que haremos como zona y los que haremos como comunidad, con el deseo de cuidar y cultivar la vocación oblata que el Señor nos ha regalado. Deseamos que la Virgen María, nuestra Madre, interceda por nosotros y nos conserve estos buenos propósitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario