miércoles, 25 de diciembre de 2013

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD -

*CON ALEGRIA HEMOS RECIBIDO AL NIÑO DIOS QUE SE HA HECHO UNO DE LOS
NUESTROS. HA QUERIDO COMPARTIR CON NOSOTROS LA POBREZA PARA HACERNOS RICOS.
HA BAJADO A LOS HOMBRES, AUNQUE MUCHOS NO LO HAN RECIBIDO  Y NOS HA LLENADO DE ALEGRIA Y ESPERANZA.*



*MIS MEJORES DESEOS PARA ESTE AÑO QUE ESTRENAREMOS DENTRO DE UNOS DIAS*
*UN SALUDO  , UN NIÑO NOS HA HA NACIDO. *

*FELIZ NAVIDAD **Y FELIZ 
Os deseamos todos los que durante este año hemos ido contando y comentando las noticias que han ido surgiendo 


miércoles, 4 de diciembre de 2013

Nueva obra de Francisco, Papa

Nueva obra de Francisco : Exhortación apostólica "Evangelii Gaudium", la alegría del Evangelio. 

El Papa acaba de publicar la obra programática de su Pontificado, que ha sido  muy bien recibida. Pero, ¿qué novedades contiene el texto de Francisco? ¿Reformará o no el papado y a la Iglesia? 
Con motivo de la clausura del Año de la Fe (24 noviembre), el Santo Padre publicó la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” (‘La alegría del Evangelio’), cuyo contenido “tiene un sentido programático” del nuevo Pontificado (n. 25). 
Sobre este rico documento se pueden comentar muchos aspectos. Veamos los más generales. En primer lugar, esta Exhortación muestra la autenticidad del pensamiento de Francisco. En ella encontramos frases llenas de sentido, que él ya usaba desde su época de Cardenal en Buenos Aires y que sigue empleando en sus homilías diarias. 
Por ejemplo, la expresión: Dios “primerea”, que equivale a decir “que el Señor tomó la iniciativa”, pues ha amado primero a sus discípulos. Es simpático que en el documento el Papa pide disculpas por utilizar este neologismo (cfr. n. 24). 
O esta otra frase: que los obispos y sacerdotes deben ser pastores “con olor a oveja”, es decir, guías espirituales que están en contacto con los problemas de la gente, que tocan “la carne sufriente de Cristo en el pueblo” (cfr. n. 24). 
Un elemento clave del documento es que Francisco pone como punto de partida la alegría del encuentro con Cristo. Y, desde la Escritura, muestra ejemplos vivos del gozo de quienes dejan entrar a Dios en sus vidas (cfr. nn. 2-8). Así, el Pontífice muestra que el cristianismo es ante todo una afirmación alegre y no un mero código de preceptos negativos. 
Otro punto central es que el Papa latinoamericano propone a toda la Iglesia que es hora de que los fieles salgan a buscar a los que no frecuentan la práctica religiosa. Y lo hace con palabras que ya empleaba en Argentina: “prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades” (n. 49). 
Ha llamado la atención en los medios la claridad con la que el Papa Francisco denuncia tanto los males del mundo actual (una economía que excluye a los pobres, la idolatría del dinero, la violencia, etc.); como también los problemas de los hombres de Iglesia: el egoísmo, el “pesimismo estéril”, la “mundanidad espiritual”, etc. (cfr. nn. 52-109). 
Por otra parte, el nuevo estilo del Santo Padre, su cercanía con la gente, su sencillez para decir lo que piensa, han dado oxígeno al mensaje de la Iglesia, de manera que el Papa presenta aquí la doctrina católica de siempre sobre el aborto (nn. 213-214), la homosexualidad (n. 64) y el sacerdocio sólo para varones (n. 104), sin que haya levantado protestas en los medios. 
La reforma que propone el Papa Bergoglio no consiste en cambios doctrinales, sino en el  modo de ejercer el gobierno en la Iglesia, empezando por el pontificado romano (n. 32) y el de los obispos que deben estar más cercanos a la gente (nn. 30-31); y a la descentralización: que el Papa no “reemplace a los episcopados locales en el discernimiento de todas las problemáticas que se plantean en sus territorios” (n. 16). 
Hay que destacar que este documento es fruto de la amplia experiencia pastoral del Papa argentino, que desde hace años ha buscado el acercamiento de la Iglesia con el mundo contemporáneo y ha ofrecido soluciones prácticas a los profundos sufrimientos sociales, y que ahora pide a la Iglesia entablar un diálogo con la sociedad multicutural y multirreligiosa. 

miércoles, 30 de octubre de 2013

Un día importante para la Comunidad oblata de Cádiz

El pasado domingo 27 de Octubre, en S. Martín del Tesorillo, tuvo lugar la toma de posesión de la parroquia de S. Martín de Tours, por parte del P. Alberto Costa omi. 
Se hizo presente el P. Paolo omi, anterior administrador parroquial; el P. Camilo omi , anterior vicario parroquial; y acompañaron los PP. Ismael omi, Alberto Ruiz omi , José omi  y Octaviano omi.

La feligresía cumplimentó y agasajó al P. Camilo, agradeciéndole su entrega generosa durante estos años.
Muchos habían deseado su presencia para despedirlo convenientemente. Son muchos los oblatos que formaron parte de esta comunidad de la provincia de Cádiz durante los diez años que estamos aquí. Muchos también los que ya no están con nosotros. 
La comunidad posteriormente festejó más en la intimidad este acontecimiento compartiendo una rica paella que degustaron los 12 comensales. El Sr Obispo que era quien debería haber venido, declinó su presencia aunque por teléfono nos aseguró su oración y cercanía espiritual. 
Deseamos al P. Alberto que continúe la labor ya comenzada por los anteriores párrocos que han trabajado en esta parcela en la que el Señor le ha colocado a el ahora al frente de su feligresía. La ayuda del Señor no le faltará en ningun momento. 

martes, 1 de octubre de 2013

Visita Canónica del P. Alberto Gnemmi Provincial

En estos días nuestro querido Padre provincial Alberto Gnemmi, acompañado por el vicario del sector español P. Ismael, están visitando todas las comunidades de España: Pozuelo, Diego de León, Aluche, Málaga, Cádiz y el Abrojo. Son días intensos pero de profunda comunión, una oportunidad única para conocer al Padre Provincial y evaluar a la luz del evangelio y del Carisma Oblato nuestra vida comunitaria y nuestro ministerio pastoral.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Nuevas Obediencias


 Agradezco la invitacón que me han hecho desde NosotrosOMI para que cuente un poco de mi nuevo destino. Acabo de llegar al destino que el Provincia  me ha indicado, S. Martín del Tesorillo. Pasé unos meses en Málaga, mientras el Superior decidía dónde mandarme. Antes, recién llegado de Colombia, un mes en Diego de León. Aprovecho para agradecer a ambas comunidades su acogida. Agradezco también a los omi de Tesorillo que me acogen.
Ha sido un contraste tras llegar de América, Venezuela y Colombia. Donde hay pobreza económica y riqueza de fe. En España, lo contrario, a pesar de la crisis. Lo confieso, me hubiera quedado en Colombia. Así se lo hice saber al Superior de Colombia en varias ocasiones. En fin, los caminos de Dios no son los nuestros. El Superior de Colombia me dijo que no me necesitaban. Qué duro y triste fue saberlo.
A los que he escuchado sobre estos pueblos de Cádiz que atendemos los omi, comentan que la viña necesita mucho abono y agua y que el fruto es escaso. Eso, quizá agota al sembrador. Juego con la ventaja de saber que las cosas son así. Abonaré y regaré todo lo que pueda y procuraré no esperar mucha cosecha, aunque, quién sabe, ¿no es Dios el que hace crecer?
Llevo tan poco tiempo aquí, que no tengo ni impresiones, sino sólo los comentarios ajenos. Así que cuento sólo dos anécdotas de recién llegado.
          Que me he caído por las escaleras. No me he roto nada.
         Que he celebrado exequias de un hombre asesinado en el pueblo. Pueblo pequeño y ahora, más pequeño, no por el número de habitantes, uno menos, sino porque matar empequeñece los valores más sagrados del hombre.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Gracias por esta experiencia


Este encuentro de jóvenes oblatos europeos en Aix ha sido muy enriquecedor para nosotros por dos motivos principalmente:

1. Hemos podido conocer más en profundidad a San Eugenio de Mazenod, y no de cualquier forma, sino encontrándonoslo de forma directa con la lectura de sus escritos y en un lugar especial, en Aix y Marsella, que nos han facilitado mucho el encuentro directo con San Eugenio porque nos metíamos en situación real: por donde el jugaba, donde nació la congregación, donde ejerció de obispo, el lugar donde mandó construir un santuario mariano y el lugar donde a día de hoy se encuentra su tumba.

2. Hemos podido conocer las diferentes realidades de los jóvenes oblatos europeos: como trabajan con los jóvenes, que actividades realizan, las diferentes misiones o voluntariados, y todo contado por los jóvenes que lo viven directamente. Esto nos invita y nos anima a seguir dándolo todo por el Señor.

En general, tenemos que decir que ha sido una experiencia buenísima, un ambiente fabuloso y un desarrollo de actividades fantástico, en las que tenemos que destacar las diferentes liturgias. 

Muchas gracias por esta gran experiencia.

Ana y Juan.











lunes, 2 de septiembre de 2013

P.Ventura OMI, nuevo Párroco de las Flores (Málaga)

En la Eucaristía Dominical presidida por el Vicario de Cáritas y acción social D.Gabriel Leal fue nombrado párroco de la Parroquia de Nuestra Señora de las Flores (Málaga)  nuestro querido P. Ventura OMI. Agradecemos al Párroco saliente D. Francisco Martín Martín su trabajo en esta Parroquia durante estos años.  El Vicario en nombre del Obispo agradece la disponibilidad y la respuesta de los oblatos al acoger esta nueva Parroquia que se une al trabajo que los oblatos están realizando desde hace años en la Parroquia de la Esperanza y San Eugenio de Mazenod. Nuestro Vicario P. Ismael OMI también estuvo presente en esta celebración. Mucho ánimo en esta nueva tarea.
 

 

martes, 30 de julio de 2013

CARTA VOCACIONAL. OFRECE TU VIDA A DIOS


Al finalizar las JOMI en Aparecida, cada peregrino recibió el regalo de unas sandalias y una carta que personalmente les dirigía el Superior General. Para bien de todos aquí publicamos la:

Carta vocacional
Ofrece tu vida a Dios

¡Alabado sea Jesucristo, y María Inmaculada!
Querido joven amigo(a) misionero(a)

¡Paz! Estos días en Aparecida, han estado repletos de compartir, celebración, Fe y compromiso. Hemos crecido mucho como Familia oblata en la caridad y en el celo por San Eugenio. Nos sentimos muy agradecidos por esta maravillosa experiencia.

 Esta carta y las sandalias, son un recuerdo de que el camino misionero de vida y Fe, nos lleva cada vez más profundamente en el misterio de Cristo Jesús. Este camino exige gente comprometida, y tenemos que rezar para que hayan jóvenes adultos, casados, solteros, misioneros, hermanas, hermanos y sacerdotes comprometidos con la misión de Jesús.
Una dimensión fundamental de la misión de Jesús fue tomar la iniciativa de llamar a otros por su nombre, personalmente, para que le siguieran todo el tiempo y toda la vida. Les hago este llamado a cada uno de ustedes: ¡Reflexione el llamado de Dios en su propia vida! ¿Será que Jesús te está llamando a se misionero, Padre, hermano, hermana como oblato8a) de María Inmaculada? Piense y rece sobre esto en su vida. ¡No temas! ¡No dudes!... O quizás conozcas otr(a) joven que tiene una Fe firme, generoso(a), dedicado(a). Invítelo(a), personalmente, por su nombre, que piense en esa posibilidad. ¡Anímelo(a) a discernir la vocación misionera!




La Iglesia necesita de ti. Los oblatos necesitan de ti. Los pobres te esperan. Sé valiente y, en actitud de oración, reflexiona sobre la posibilidad de que Dios te llama. San Eugenio nos dice: “No dejen nada sin intentar”. Dios nos da la gracia de hacer lo que Él nos pide. ¡Ánimo! Recemos juntos al Señor de la Mies, para que haya muchos, buenos y generosos trabajadores para la misión de Jesús.
Gracias por los días maravillosos aquí, creciendo en la fe y la vocación misionera.


Con mucho amor y mis oraciones
Padre Louis Lougen, Superior General
22 de Julio de 2013

miércoles, 24 de julio de 2013

CARTA JOMI APARECIDA 2013

Terminadas las Jornadas JOMI en Aparecida llega el momento de hacer balance. ¿Cómo mejor podemos hacerlo que dando la palabra a los mismos jóvenes? Ellos prepararon una carta que quieren enviar a los que no pudieron venir. Es la mejor expresión de lo vivido en estos días y el final de estas crónicas. Ahora ellos son los protagonistas en el encuentro con el Papa Francisco y de esto seguro que estaremos suficientemente informados por otros medios. Aquí les presento la,,,


CARTA JOMI-APARECIDA

Queridos amigos.

Saludos desde Aparecida (Brasil)

Como no tuvieron la oportunidad de estar con nosotros queremos compartir con ustedes nuestra experiencia a través de esta carta. Nos hemos reunido aquí en Aparecida, Brasil, como Jóvenes provenientes de todo el mundo para celebrar y vivir más profundamente el carisma y como familia oblata. Hemos estado juntos desde el 18 hasta el 22 de Julio de 2013. En estos días hemos interactuado con otros Jóvenes de diferentes países, culturas y procedencias sociales pero unidos en una misma fe y en el espíritu de San Eugenio.



 Esta experiencia ha estado plena de energía inspirándonos, enriqueciéndonos y también desafiándonos. Nuestro Superior general nos ha llamado a vivir nuestra fe de una forma más activa y encarnar a el carisma oblato en nuestras situaciones cotidianas. Nos animó mucho ver las muchas maneras de expresar nuestra fe católica especialmente cantando, danzando  vistiendo con ropas tradicionales durante la Misa. Nuestra celebración de la Eucaristía nos ayudó a darnos cuenta mejor de nuestra comunión entre nosotros tal como vivimos juntos en el mismo hotel como una familia.

Querido joven. Busco llegar a vos para hacerte saber de un gran amor, un amor que no excluye a nadie y se extiende a todos. Durante estos últimos días, nosotros, como una gran familia oblata, experimentamos constantemente y de diversas formas un encuentro salvador con JESUCRISTO. Diferentes culturas y  razas en comunión, bajo un mismo espíritu, compartimos el gran don de nuestro carisma oblato. Cristo joven, vibrante y alegre, se hizo presente e cada uno de los momentos. Una bienvenida que nos hacía sentir en casa, la convivencia fraterna multicultural, un Via Crucis que nos invitó al compromiso y la acción como misioneros oblatos.  Y una transformadora catequesis en la cual el Padre General nos recordó que el centro de nuestro carisma está el sentirse amado por Dios para tratar al prójimo como nuestro Hermano.


 San Eugenio nos convida diariamente a buscar servir al prójimo sin restricciones lo mismo que Jesús anunció la Buena Nueva a todos los pueblos, especialmente los más necesitados. Seducidos por su carisma, la juventud oblata se revela en medio de las dificultades diarias. Para predicar el Evangelio tenemos que vencer las batallas diarias impuestas por la vida tan atareada que llevamos, uno de los mayores desafíos es vencerse a sí mismos, vencer sus propias barreras. Reconocerse pecador es el inicio de un camino verdadero de conversión, entregándose al infinito amor de Dios y a una experiencia de vida comunitaria que se desarrolla en el amor gratuito renovando nuestras vidas.

.Queremos concluir nuestra carta dando las gracias, en primer lugar a Dios, San Eugenio y María Inmaculada que han derramado una lluvia de gracia para todos nosotros. Gracias a todos los oblatos y laicos de Brasil que han trabajado tanto para acogernos y organizar este encuentro. OBRIGADO. Gracias a nuestro Padre General que nos ha regalado su catequesis, sus homilías y su presencia. Llevamos en nuestros corazones lo que nos dijo y queremos encarnarlo en nuestras vidas. En fin, gracias a todos y cada uno de los que rezaron por nosotros y a todos ustedes jóvenes. Con ustedes y con San Eugenio, queremos abrazar a Cristo y su misión.



Oremos a San Eugenio: que también podamos sentir ese amor desinteresado en la santa cruz, danos valentía para experimentar con caridad los dones que recibimos antes incluso de nuestro nacimiento y que nuestra Madre, María Inmaculada, nos fortalezca para ser fieles a Jesucristo. Que San Eugenio, corazón que abrazó todo el mundo, nos auxilie a ser una gran familia misionera que anuncia la buena noticia a los pobres y abandonados para que conozcan la fuerza del amor de Dios. Amén.

martes, 23 de julio de 2013

Campamento de la Vecilla 2013

Queridos amigos,

De 8 a 14 de julio tuvimos el campamento de jóvenes en la Vecilla (León) con un total de 56 personas de las cuales 40 acampados de Madrid, Málaga, Jaén y Cádiz. El lema del campamento “La vuelta a la vida” usando el símil de la vuelta ciclista aplicándola a la vida cristiana. Un clima entre todos muy bueno con los chavales que se integraron muy bien entre ellos aceptando el desafío de la diversidad como riqueza. Personalmente ha sido una verdadera “casa y escuela de comunión” donde pude apreciar los dones y talentos de cada uno para formar “un solo corazón y una sola alma” como quería S. Eugenio. Convencido de que Jesús ha sido nuestro Único Maestro en estos días y María Inmaculada nuestra Madre Amorosa me llevo en el corazón la esperanza que podemos seguir creciendo en calidad en esta comunión y también en cantidad numéricamente como jóvenes

Tino omi


ENVIADOS EN MISIÓN

Último día. Comienzan las despedidas. Todos se preparan para el viaje a Río de Janeiro que debe realizarse por la noche según las directivas de las autoridades. Para nosotros en JOMI, este va a ser un día lleno de actividades, muy lleno de actividades. Todos nos reunimos para celebrar la Eucaristía que fue presidida en esta ocasión por nuestro arzobispo oblato, Monseñor Buti y animada en los cantos por la numerosa delegación de África del Sur. Cantos danzados o danzas cantadas para alabar a Dios como hijos suyos que somos. Monseñor Buti, en su homilía, nos animó a tomar en serio una determinación acerca de nuestra vocación y misión. Si creemos en la fuerza de la oración, pidamos a Nuestra Señora de Aparecida que nos dé la determinación de tomar una decisión sobre nuestras vidas en este mismo encuentro.


Finalizada la Eucaristía, unos 80 oblatos nos reuníamos con el P. General. Un encuentro fraterno que se vio reducido en cuanto al tiempo pero no en cuanto a la intensidad. P. General nos lanzó un desafío: ¿Cómo hacer participar a la juventud en el Trienio para celebrarlos 200 años del inicio de la vida comunitaria oblata en 2016? Algunas ideas y preocupaciones fueron compartidas en el diálogo fraterno. Se insistió en la necesidad de trabajar como comunidad con los jóvenes, a seguir las huellas de Eugenio de Mazenod en su estilo de hacer misión con los jóvenes. Quizás, después de los Capítulos Generales, esta es la ocasión de reunir un mayor número de oblatos con presencia internacional. Buen momento para compartir experiencias y también nuestra pasión por Jesús y su misión. Claro, nuestra pasión por los jóvenes.


 Preparar maletas y dejarlo todo listo para acudir por la tarde al santuario. Última visita a Nuestra Señora para confiarle lo que está ahora en nuestros corazones. Nos reunimos en Adoración Eucarística por una hora. Sí, los jóvenes saben bailar y expresar su alegría con fiesta, pero también saben rezar en silencio. Concluida la adoración, rezamos un rosario misionero para rezar por la misión de toda la familia oblata en el mundo. No puedo dejar de rezar por un joven que me confió: “Padre, rece por mí. Creo que Dios me llama a ser misionero en los países más pobres”. Y claro que rezo y doy gracias porque el Señor sigue sembrando estas inquietudes en corazones generosos.


Terminado el Rosario tuvimos la celebración de clausura que comenzó con una dramatización del Buen Pastor representado por el P. General. EL Buen Pastor va dando todo lo que tiene a los jóvenes, la túnica, el sombrero, el callado, las sandalias, los ojos, la boca, los pies y sus entrañas compasivas… ahora es a los jóvenes a los que toca ser ojos, bastón, corazón… del Buen Pastor para continuar su misión. Con la bendición final del P. Louis que llevaba en sus manos la cruz del Fundador, fuimos enviados a la Misión. Al final de esta ceremonia unos jóvenes leyeron la “Carta de Aparecida” dirigida a toda la juventud oblata. Pero de eso hablaremos mañana. Y también de las fotos que ilustran esta última parte de nuestras JOMI. Los fotógrafos aún viajan hacia Río a encontrarse con Francisco. Sí, el Papa ya está en Brasil y mañana vendrá a Aparecida a rezar en el mismo lugar donde nosotros hemos pedido la bendición de Dios para toda la juventud oblata.

lunes, 22 de julio de 2013

Fallecimiento de el P. Piergiorgo Piras


Nos llega la noticia del fallecimiento del Padre Piergiorgo Piras OMI. La cual ha tenido lugar el día de hoy. El Padre Piergiorgo Piras tuvo fue uno de los oblatos italianos que colabloró con la mision de El Sahara recientemente. En su paso por Diego de León dejó en nosotros un bonito recuerdo. Vivió a fondo su labor misionera en varios países. Y dejó siempre por donde pasó la sonrisa que le caracterizó y el buen humor. Así mismo su deseo de hacer agradable la vida a los demás. Tuvimos la suerte de contar con el recientemente como traductor en la Asamblea en la que se aprobaron los estatutos de la nueva Provincia Mediterranea. En todos los que le conocimos surge una acción de gracias por su vida y su ministerio. 

Así lo comunicaba un miembro de su comunidad en correo dirigido a varios oblatos:

A nome del Padre Provinciale comunico che questa mattina, Lunedi 22 luglio alle ore 4.40 Padre Piergiorgio Piras OMI è ritornato alla Casa del Padre.Pur tra forti dolori, e ormai, dipendente in tutto tranne che per la lucidità mentale,h a conservato dignità e rassegnazione non comuni, edificando coloro che amorevolmente gli sono stati accanto nella nostra comunità OMI di Maddaloni.
Ha ricevuto, a mani giunte, ieri sera la Santa Comunione con l’atteggiamento del bambino che fa la Prima Comunione.
Si è spento serenamente ed ora riceve la ricompensa promessa agli operai del Vangelo.
Padre Piergiorgio era nato a Cagliari, il 9 giugno 1953. Ha fatto la prima oblazione il 29 settembre 1973 E’ stato ordinato sacerdote il 22 dicembre 1979.
Ha svolto il ministero missionario in diverse comunità di Italia, e nelle nostre m,issioni estere dell Uruguay della Corsica e del Sahara spagnolo.
I funerali si svolgeranno nella nostra chiesa degli oblati di Maddaloni, all’ora e alla data che tempestivamente comunicheremo appena saranno stabilite.

Desde las páginas de Nosotros OMI expresamos a toda la Provincia Mediterranea nuestro más sentido pésame. Y podemos decir que ya tenemos un hermano más que nos espera en la Eternidad.  

MISA INTERNACIONAL JOMI

“La Eucaristía es el centro de nuestra vida y de nuestra misión”. Podemos decir que el centro de las JOMI en Aparecida ha sido la Misa Internacional que celebramos esta mañana. Era el día de la familia oblata. Religiosos oblatos, religiosas oblatas de España y Paraguay, una COMMI de Uruguay y todos los laicos y laicas de distintas parroquias y comunidades de Brasil, estaban convocadas para celebrar nuestro carisma. Y en el auditorio que nos sirvió de Iglesia empezó a vibrar por la emoción. Presididos por nuestro Superior General dábamos gracias a Dios por nuestro común carisma y pedíamos la bendición de Dios y de Nuestra Señora de Aparecida para ser fieles a este regalo del Espíritu.

 Los organizadores habían preparado una bella liturgia teniendo en cuenta el carácter internacional de la Asamblea. Todo muy cuidado y muy bello. Los cantos, las danzas, la manera de proclamar la Palabra,... todo ayudaba y preparaba nuestro encuentro con Jesús. Ver más de 80 oblatos concelebrando ya es una gracia de Dios. Acoger la Palabra de Dios con las danzas y cantos de los jóvenes de Sudáfrica es percibir una Palabra viva que da alegría y nos libera. En el canto de acción de gracias después de la comunión se produjo uno de esos momentos mágicos en los que uno percibe más de cerca la verdad y densidad de lo que proclamamos con fe. En fin, una Eucaristía en la que Dios repartió a manos llenas su gracia.

El Padre General llamó la atención sobre el Cristo que pende sobre el altar en la Basílica de Aparecida. Es un Cristo joven, que entrega su vida desde la serenidad. En su silueta se ve un corazón desgarrado del que brota el “agua viva”. Esa es la imagen del carisma oblato. Encontrarse con ese Cristo y participar de su misión de hacer llegar su misericordia a los más abandonados es lo esencial de nuestro carisma, es nuestra llamada misionera. Me parecía que los jóvenes comprendían la invitación de nuestro General, que querían abrazar ese Cristo en cruz, que querían abrazar su misión. Gracias.

Por la tarde nos propusieron trabajar en grupos sobre una charlita que había preparado el Padre Guillermo Steckling, anterior superior general y que también participa en nuestro encuentro. Una charla que trata de invitar a los jóvenes a profundizar en lo que significa ser parte de la “juventud oblata”, es decir, ser un joven que vive el carisma oblato. Estoy contento con lo vivido en mi grupo y supongo que igual de bien fue en los demás. Además de compartir nuestra propia experiencia, tuvimos momentos para interiorizar lo vivido y para rezar pidiendo al Señor que nos haga descubrir nuestra misión. Y sí, también tuvimos invitación a discernir nuestra vocación. Los jóvenes están preparando una cartita para aquellos jóvenes que no pudieron venir para compartir esta experiencia y para compartir con ellos los desafíos que se sienten llamados a respodner para ser jóvenes misioneros en nuestros días compartiendo con S. Eugenio su pasión por Cristo y por los más abandonados.
En quince minutos tendremos el festival de los pueblos. Ya sabes de qué se trata. Cada uno de los 29 países representados (algunos con solo uno o dos participantes, los que más con 130) ha preparado una pequeña actuación para presentar su país, sus costumbres. Pero eso como mejor se sigue es con la imagen. En el Facebook de Juventude Oblata podéis encontrar esas fotos que se actualizan casi al mismo tiempo en que se toman. Pues a mirar las fotos e imaginar la Fiesta. Mañana, último día antes de salir para Río a encontrar al Papa Francisco.

Chiho, omi.

domingo, 21 de julio de 2013

CAMINANDO CON LOS CRUCIFICADOS DE NUESTRA HISTORIA



La Congregación de Jesús, religiosas fundadas por Mary Ward, se unieron a las jornadas JOMI. Los jóvenes que hacen esta experiencia con nostros están participando todos los días en nuestro programa. Y ayer nos prepararon un Via Crucis para concluir nuestra jornada. Creo que para los jóvenes fue un momento intenso y significativo. Al menos para mí sí lo fue. Lograron hacer memoria del camino de Jesús al Calvario y a la vez actualizar este misterio que sigue ocurriendo. La oración, el canto y las representaciones con mimo, acompañaban el relato leído del Evangelio así como las reflexiones en las que aparecían “los crucificados de nuestros días”, las víctimas de tantas cosas: hambre, violencia, abusos, injusticia, degradación de la tierra, falta de esperanza, los atentados contra la vida… La verdad es que consiguieron, de una forma muy bella, cuestionar nuestras vidas: ¿nos hacemos cargo de los que sufren como lo hizo Jesús al abrazar la cruz? Al final recibimos con alegría y cantos el anuncio de la resurrección de Jesús. La superiora general de la congregación nos envió un mensaje grabado en video en el que nos animaba a abrazar esta misión.

La mañana de hoy, así como el programa de casi todo este día, se destina a participar en el programa diocesano con los otros grupos de jóvenes que se preparan para las JMJ en Río de Janeiro. Nosotros comenzamos visitando la ciudad. Impresionante el paso por la pasarela que lleva de la neuva basílica a la antigua. En la foto podéis ver el espectáculo de nuestros jóvenes colapsando la pasarela. Lo que no podéis es escuchar sus cantos: Opa, opa e… cuando salimos a la calle, la gente nos preguntan, ¿quiénes son ustedes?, y nosotros respondemos, somos misioneros (otras veces somos los oblatos), amamos a la Iglesia (a Jesucristo…) Opa… etc. En la basílica antigua representaron un drama sobre el origen de Nuestra Señora de Aparecida. Seguro que ya lo sabéis, y no quiero ahorrar esfuerzo a los más perezosos así que no os lo cuento. Sólo decir el aroma popular del drama representado y lo cerca que está el sentimiento del pueblo con Nuestra Señora de Aparecida. Más adelante, el obispo auxiliar de la Diócesis nos hizo una bella explicación de la imagen de María y su papel en la historia. Al final, recibimos la bendición antes de continuar visitando los otros lugares del barrio.
 Apenas almorzamos y ya salimos para seguir participando del programa de esta tarde que no era otro que el ecnuentro con los otros grupos, un festival larguísimo de música que no todos aguantamos por el cansancio acumulado y la celebración de la Eucaristía de nuevo con el Cardenal de Aparecida y los obispos y jóvenes que participaron de la semana misionera previa ala JMJ en esta Diócesis. Ya por la noche la guinda del pastel: la primicia de la película que los oblatos de Brasil han patrocinado sobre la vida de Eugenio de Mazenod. Se llama “Memorias del corazón”. Una copia fue repartida al representante de cada país preparada para poner los subtítulos en la lengua correspondiente. Como hemos acabado muy tarde, aquí cierro la crónica y me voy a dormir, que mañana nos toca otro intenso día. Chicho, omi

viernes, 19 de julio de 2013

JOMI, pasó una noche y una mañana... día primero

Algunos de los peregrinos a las JOMI tuvieron problemas en sus viajes. Retrasos en los aviones, pérdida de maletas o de personas, inconvenientes diversos. El numeroso grupo de Paraguay tuvo toda una aventura con un viaje larguísimo hasta llegar a Aparecida. Pero parece que ya están todo y yo me llevé la alegría de verlos, especialmente al P. Guillermo Steckling que los acompaña. Nos entristeció la noticia del grupo de franceses que tuvo un accidente en Guyana francesa en la que murió al menos uno de los peregrinos y otros están graves. El Provincial de Brasil, P. Francisco Rubeaux, nos invitó a rezar por ellos y por sus familiares durante la ceremonia de apertura. Ceremonia vibrante, con mucho folclore brasileño, baile canto que contagió a la mayoría de los jóvenes que, aunque cansados por el viaje, se animaron a bailar y así estuvieron casi hasta las media noche.

Pero en la ceremonia de apertura tuvimos más cosas. Particularmente me gustaron dos: la primera la aparición de S. Eugenio. Los oblatos de Brasil han preparado una película que presentarán en primicia estos días. El actor que representa a S. Eugenio nos hizo presente a nuestro fundador animando a los jóvenes a abrazar la misión y dando su bendición. La segunda, la intervención del Provincial de Brasil, muy emocionado, que al darnos la bienvenida nos desafió: después de 200 años de la actividad con los jóvenes, S- Eugenio de Mazenod hoy somos nosotros, cada uno de los participantes, llamados a llevar el amor compasivo de Dios a los más abandonados. Por cierto que el P. Francisco lanzó algún que otro desafío vocacional.

 La mañana de hoy comenzaba con la oración que proponía como meditación textos de S. Eugenio. En pequeños grupos, normalmente por lenguas, haremos así todas las mañanas. La enorme Basílica que custodia la pequeñísima imagen de Nuestra Señora de Aparecida sería el lugar de la celebración Eucarística con el Cardenal Arzobispo de Aparecida que además es presidente de la conferencia episcopal. En su homilía, por más de 10 minutos estuvo hablando de los Oblatos y de S. Eugenio de Mazenod. Nos recordaba que nuestra misión era anunciar el amor de Dios a los más abandonados y que desde el principio nuestro carisma misionero estuvo ligado a los jóvenes. Lo sorprendente es que la Misa no era en exclusiva para neustro grupo. Además de los numerosos brasileños que llenaban la basílica, estaban otros grupos de jóvenes venidos de diversas diócesis del mundo para estas pre-jornadas. Además de los miles de personas que siguen la Misa en la Televisión y la Radio del Santuario Nacional. Cuatro obispos concelebraban, entre ellos el Arzobispo Oblato de Johannesburgo, Monseñor Buti.

Luego, la Catequesis del Padre General. El mensaje central que quiso regalarnos es que el carisma misionero de los oblatos nace de la experiencia personal del Amor de Dios. Sin esta experiencia no hay misión, no hay misioneros. Tres puntos desarrolló: cómo crecer en ese amor de Dios como jóvenes cristiano;: cómo vivir intensamente una vida comunitaria y en grupo; cuáles son las nuevas plazas (nuevos areópagos) donde los jóvenes deben hacerse presente como misioneros. Ahora mismo he dejado a los jóvenes reflexionando en grupos sobre estos puntos. Al final del día tendremos un “camino de la luz” pero casi que eso os lo cuento mejor mañana. Por cierto, el patrón de las JOMI es Mauricio Lefevre, oblato boliviano que murió por su compromiso con los pobres. Mientras nos presentaban su vida avanzaba por el pasillo central una cruz con la fotografía de los oblatos que han muerto violentamente por ser testigos de Dios, los ya beatificados, como Cebula y los mártires de España, y los que son venerados en distintos continentes como mártires y que inspiran nuestra oblación. A ellos también encomendamos los frutos de estas jornadas. Chicho, omi



.

jueves, 18 de julio de 2013

QUE PIERDO EL AUTOBÚS

Ahora sí que estamos con un pie en el estribo. No tenemos caballos pero los autobuses han comenzado el viaje de unas tres horas y media hacia Aparecida. Algunos voluntarios salieron antes, otros lo hacemos a las 06.00 de la mañana. Los otros peregrinos lo hacen según van aterrizando en el aeropuerto de Sao Paolo. Todos llegaremos al Santuario antes de las 20.30, momento en que comenzará la celebración de apertura de las Jornadas Oblatas de la Juventud (JOMI). Entre brasileños y los que vienen de 26 países diferentes seremos unos 1200 participantes. Entre ellos unos 200 jóvenes voluntarios que han tenido el regalo de compartir vida y fe con las comunidades de la Parroquia S. Eugenio de Mazenod.



Las familias que acogían a los voluntarios lloraban de emoción en la última celebración de despedida. ¿Qué había pasado? En los pocos días de convivencia se había producido, una vez más, el milagro del amor cristiano. Por encima de diferencias de lengua, razas,  
nacionalidades, edades, condición social… se producía la comunión que realiza el Espíritu. Como leemos en uno de los primeros escritos cristianos, recogidos de toda raza y cultura, igual que el grano está esparcido en el campo, el rocío de Espíritu nos une para formar el pan de Cristo, el Cuerpo de Cristo, el nuevo pan de misericordia para la vida de los pobres.




Dos momentos quisiera resaltar de las Jornadas de Voluntarios. El primero fue la Eucaristía con el Obispo Diocesano de Campolimpo, nuestra Diócesis de acogida. Allí nos unimos a otros peregrinos, entre ellos los españoles de los grupos organizados por la Conferencia Episcopal con el arzobispo de Toledo y los Obispos de Solsona y San Sebastián a la cabeza. Una Eucaristía con mucho ritmo. Aquí la música va a ritmo endiablado mezclando fe, rock, pop y otros a las oraciones y momentos litúrgicos sin ningún pudor. Yo observaba a los Obispos que dignamente… aguantaban. Los jóvenes danzaban, cantaban, gritaban y… también oraban. Sí, saben hacer silencio y rezar cuando callan, cuando cantan y cuando bailan. Como juventud oblata tuvieron participación en distintos momentos de la liturgia vivida con mucha energía. Y sabemos que fueron “jóvenes oblatos” los motores organizadores de esta Eucaristía en la que había otros grupos de cuatro continentes.






















El otro momento fue la experiencia misionera. Por la mañana visitamos la escuela de los oblatos de Brasil en donde se nos explicó la misión y las misiones de nuestros hermanos en este país. También fue un momento en que algunos jóvenes buscaron espontáneamente compartir lo que se había vivido hasta ahora, y otros, doy fe de ello, buscaron el momento para confesarse o hablar con alguno de los sacerdotes. Y por la tarde los voluntarios nos distribuimos por todo el barrio para visitar a las personas enfermas y dar testimonio de alegría cristiana por las calles. Fue un momento intenso en que más de uno quedó movido por la fe de los enfermos, la sencillez de la gente que en su pobreza acogía a los jóvenes y la alegría que nace de compartir la fe con los hermanos. La jornada se cerró con la celebración de la Eucaristía en las comunidades/capilla que componen la parroquia. Iglesias pobres pero llenas de vida. Momentos intensos de fe y agradecimiento por todo lo vivido. Las despedidas emocionantes… sin duda todo ello ha preparado a estos jóvenes para estar abiertos a todo lo que el Señor prepare durante las Jornadas de Aparecida y Río. No hay que olvidar que el lema de ambos encuentros insiste en la misión: Id y anunciad a todas las naciones,  al que los JOMI añaden: ABRAZA ESTA MISIÓN.    



Pasan los kilómetros. Pensamos en los peregrinos franceses que perdieron ayer su vida en Guayana y en sus familias. Rezamos por todos ellos y también para que el Señor proteja al resto de los peregrinos que estamos en ruta. Un Padre de Brasil me dijo, ¿qué querrá decirnos el Señor con todo esto que nos acontece? Nuestra Señora de Aparecida nos ayudará a encontrar la respuesta. Por cierto, ¿sabéis la bella historia de Nuestra Señora de Aparecida? No seáis perezosos y buscadlo, que yo no os lo puedo contar todo. 

Chicho, omi