martes, 9 de abril de 2013

¡Dichosa tu que has creído...Iglesia!


El fin de semana pasado disfrutamos del Encuentro Nacional de Familia Oblata 2013. Alrededor de 50 personas (laicos, oblatos y oblatas) nos dimos cita en el seminario de Jaén y compartimos lo que nos habían preparado los responsables bajo el título de “¡Dichosa tú que has creído… Iglesia!”. La idea del encuentro era la fe personal y comunitaria vista desde la metáfora de “ser árboles”.

Así,  comenzamos reflexionando sobre qué clase de árbol somos cada uno. Posteriormente buscamos a Jesucristo en la raíz de nuestra fe y compartimos con profundidad  cómo lo hemos experimentado dando sentido a nuestra vida. Personalmente fue el momento más intenso y gozoso para mí.

También hablamos de cómo nos “entroncamos” dentro de una comunidad concreta y desde ahí en la Iglesia, reviviendo nuestra historia desde la llegada del primer oblato a España.

El domingo tocaba el tema de la poda que todo “árbol” necesita para dar más y mejores frutos. En principio parecía lo más complicado de aplicar, pero Ismael nos dio, con bastante sencillez, un toque sabio (que por algo será el vicario provincial) y nos ayudó a ver en los acontecimientos humanos una llamada a amar más y a buscar el bien allí donde parece que se pierde hasta la esperanza (“A los que aman a Dios todo les sirve para el bien” Rom. 8, 28). Me encantó esta charla, me interrogó, y nos traemos el  compromiso de buscar en nuestras propias podas cómo dar más frutos.

Y para completar todas estas actividades pues lo fundamental:  oraciones  y eucaristías muy bien preparadas y creo que vividas con intensidad por todos, y una excelente convivencia fraterna que se hace más palpable en los descansos, las comidas, las tertulias nocturnas,… y hablando de nocturno, destacable el juego del sábado en el que nos reímos “a pleno pulmón” comprobando las enormes cualidades musicales y discotequeras de “casi” todos los presentes (temblad porque seguro que rulan fotos…)

Gracias a todos por lo que cada uno habéis aportado, y ahora,… a seguir creciendo.

Raquel Álvarez de la Comunidad de San Leandro (Aluche)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada