viernes, 26 de abril de 2013

Entrega de las nuevas Constituciones y Reglas


Hola amigos de Nosotros OMI.
Os envío una segunda crónica desde Bangkok. En realidad quisiera sobre todo compartir la alegría que hemos experimentado todos esta tarde, (mañana para los que leeis desde España, Italia, Sahara, etc.). Esta tarde tuvimos la ceremonia de presentación y entrega de las Nuevas Constituciones y Reglas... Bueno, dicho así parecería que hemos decidido cambiar de Congregación... y no, nada más lejos de la verdad. Precisamente porque queremos ser oblatos, fieles al carisma de San Eugenio, fieles a Jesucristo que nos convoca, y fieles a la Iglesia, tenemos que tratar de ser igualmente fieles al mundo que cambia constantemente y a los nuevos desafíos que la misión nos presenta. Y para eso tenemos que convertirnos, renovarnos y... como se diría en lenguaje informático... ¡actualizarnos! Y así "hemos hecho" también con el texto que explica y define quienes somos: las Constituciones y Reglas.

En los últimos años la Congregación ya había hecho algunas pequeñas modificaciones a las mismas: Unas fueron aprobadas en el Capítulo de 2004, y otras en el Capítulo de 2010. No entro en más detalle porque me consta que nuestro provincial nos ha escrito una carta con motivo del acontecimiento, pero sí decir que el resultado ha sido la nueva edición que hoy hemos recibido en esta ceremonia. Y sí, ha sido una ceremonia verdaderamente hermosa.  El días ha estado preparado con varias reflexiones y largos momentos de oración. Y por fin, a las 17:00 h (local) comenzamos la ceremonia. Empezamos en la sala de conferencias. Allí, tras una pequeña explicación, comenzamos recitando la Bienaventuranzas para después entrar en la iglesia en procesión. Significábamos así que queremos seguir las huellas de Jesucristo: para esto nos ha llamado. Os presentamos algunas fotos para que podáis haceros una idea. 66 o 67 oblatos hemos dado gracias a Dios, le hemos alabado y hemos dicho que ¡qué hermoso es ser misionero oblato de María Inmaculada! Como si fueramos novicios en el primer día en que se nos entregan las CCyRR. Como si hiciéramos nuestros primeros votos. Todos íbamos de uno en uno a recoger nuestro ejemplar. El Padre General nos decía a cada uno:
 
"Acoge este libro de vida. Estímalo como Regla preciosa para tu santidad y para el servicio a los pobres. Mantenlo incesantemente ante tus ojos y más todavía en tu corazón. Haz esto y vivirás."
 
Amén. Sí Señor, así es y así sea. Este es mi deseo y éste era (es) el deseo de todos los que aquí estamos reunidos en Bangkok. Poco más quiero decir porque el P. Alberto Gnemmi dirá lo importante. Pero quería expresar mi alegría y la de mis compañeros. ¡Qué bello es ser OMI! ¡Gracias Señor!
 
Mario, omi.






1 comentario:

  1. Muchas felicidades y que este encuentro sirva para que seais mas OBLATOS de MARIA INMACULADA, siguiendo las Nuevas CC.RR. ayudados en vuestra labor por el Espiritu Santo y nuestra madre la INMACULADA.
    LA PAZ DE XTO. SEA CON NOSOTROS

    ResponderEliminar