lunes, 22 de julio de 2013

MISA INTERNACIONAL JOMI

“La Eucaristía es el centro de nuestra vida y de nuestra misión”. Podemos decir que el centro de las JOMI en Aparecida ha sido la Misa Internacional que celebramos esta mañana. Era el día de la familia oblata. Religiosos oblatos, religiosas oblatas de España y Paraguay, una COMMI de Uruguay y todos los laicos y laicas de distintas parroquias y comunidades de Brasil, estaban convocadas para celebrar nuestro carisma. Y en el auditorio que nos sirvió de Iglesia empezó a vibrar por la emoción. Presididos por nuestro Superior General dábamos gracias a Dios por nuestro común carisma y pedíamos la bendición de Dios y de Nuestra Señora de Aparecida para ser fieles a este regalo del Espíritu.

 Los organizadores habían preparado una bella liturgia teniendo en cuenta el carácter internacional de la Asamblea. Todo muy cuidado y muy bello. Los cantos, las danzas, la manera de proclamar la Palabra,... todo ayudaba y preparaba nuestro encuentro con Jesús. Ver más de 80 oblatos concelebrando ya es una gracia de Dios. Acoger la Palabra de Dios con las danzas y cantos de los jóvenes de Sudáfrica es percibir una Palabra viva que da alegría y nos libera. En el canto de acción de gracias después de la comunión se produjo uno de esos momentos mágicos en los que uno percibe más de cerca la verdad y densidad de lo que proclamamos con fe. En fin, una Eucaristía en la que Dios repartió a manos llenas su gracia.

El Padre General llamó la atención sobre el Cristo que pende sobre el altar en la Basílica de Aparecida. Es un Cristo joven, que entrega su vida desde la serenidad. En su silueta se ve un corazón desgarrado del que brota el “agua viva”. Esa es la imagen del carisma oblato. Encontrarse con ese Cristo y participar de su misión de hacer llegar su misericordia a los más abandonados es lo esencial de nuestro carisma, es nuestra llamada misionera. Me parecía que los jóvenes comprendían la invitación de nuestro General, que querían abrazar ese Cristo en cruz, que querían abrazar su misión. Gracias.

Por la tarde nos propusieron trabajar en grupos sobre una charlita que había preparado el Padre Guillermo Steckling, anterior superior general y que también participa en nuestro encuentro. Una charla que trata de invitar a los jóvenes a profundizar en lo que significa ser parte de la “juventud oblata”, es decir, ser un joven que vive el carisma oblato. Estoy contento con lo vivido en mi grupo y supongo que igual de bien fue en los demás. Además de compartir nuestra propia experiencia, tuvimos momentos para interiorizar lo vivido y para rezar pidiendo al Señor que nos haga descubrir nuestra misión. Y sí, también tuvimos invitación a discernir nuestra vocación. Los jóvenes están preparando una cartita para aquellos jóvenes que no pudieron venir para compartir esta experiencia y para compartir con ellos los desafíos que se sienten llamados a respodner para ser jóvenes misioneros en nuestros días compartiendo con S. Eugenio su pasión por Cristo y por los más abandonados.
En quince minutos tendremos el festival de los pueblos. Ya sabes de qué se trata. Cada uno de los 29 países representados (algunos con solo uno o dos participantes, los que más con 130) ha preparado una pequeña actuación para presentar su país, sus costumbres. Pero eso como mejor se sigue es con la imagen. En el Facebook de Juventude Oblata podéis encontrar esas fotos que se actualizan casi al mismo tiempo en que se toman. Pues a mirar las fotos e imaginar la Fiesta. Mañana, último día antes de salir para Río a encontrar al Papa Francisco.

Chiho, omi.

4 comentarios:

  1. Marco Verberckt, omi22 de julio de 2013, 2:15

    Gracias Chicho, De esta manera participamos también un poco de las jomi.

    ResponderEliminar
  2. El Padre Giorgio Piras ha salido hacia la casa del Padre cuando comienza la jornada Mundial de la Juventud es un comentario que ha hecho una persona en su cuenta de face
    Tenemos un intercesor más en la casa del amor

    ResponderEliminar
  3. Bendice Señor a todos nuestros hermanos OBLATOS que estan trabajando fuerte en la JOMI en Río de Janeiro, para que con sus testimonios muestren el Rostro de Cristo Resucitado y de nuestro San Eugenio.

    ResponderEliminar
  4. Que el Señor derrame bendiciones a todos los jóvenes y familia Oblata en esta jornada mundial de la juventud. .
    Desde Venezuela
    Zenaida

    ResponderEliminar