lunes, 20 de abril de 2015

Un solo corazón, una sola alma

Estamos de enhorabuena en la familia oblata de la provincia mediterránea por que durante este fin de semana, en el pueblo de Ibros (Jaén) ha tenido lugar un Congreso de Laicos Oblatos con el fin de elaborar unos estatutos que enmarquen la realidad de un grupo numeroso de laicos que durante muchos años has esperado este momento de poder disponer del reconocimiento de la provincia, puesto que sienten,  viven y comparten el carisma de San Eugenio de Mazenod como muchos oblatos.

Ha sido un grupo de representantes de laicos de distintas partes de España de 14 personas, compuesto por la responsable nacional (Kiky), los responsables locales (Agustín, Paco, Isabel), el oblato consejero (David),  la superiora General de las oblatas (Marimar) y laicos de diferentes lugares (Ana N., Ana L., Rosa, Mª José, Mª Jesús, Raquel, Mario y Jose Ángel).

 Ha habido mucho trabajo en sala


A través de la iluminaciones, trabajo en grupo y asambleas principalmente, se ha dado a luz el borrador de lo que serán, Dios y el Consejo de la Provincia Mediterránea mediantes,  los estatutos de los Laicos Oblatos de María Inmaculada (LOMI). Han sido importantes los momentos de oración personal y Eucaristías, donde se dejaba sentir y se invocaba al Espíritu Santo para que en todo momento fuera el protagonista.

 La capilla ha sido uno de los lugares
importantes del Congreso




Ha reinado un ambiente cálido y fraterno, y hemos podido experimentar el mismo sentir al que nos llamaba el Fundador cuando nos pedía que tuviéramos un solo corazón y una sola alma.

Estamos contentos y queremos hacer partícipes a todos de esta alegría.

Es una satisfacción poder haber disfrutado, no sólo vivido, de este momento histórico que ya forma parte de la corta historia de los laicos oblatos del territorio español.  Doy gracias a Dios por ello y pedimos a María Inmaculada que interceda para que seamos capaces de mantener el nivel de exigencia que nos imponemos con estos nuevos estatutos.

Kiky, Responsable Nacional en primer plano
y autora de esta crónica.

2 comentarios:

  1. Me alegro mucho de ir teniendo las primeras impresiones de este encuentro y de la experiencia que allí se ha vivido. No obstante no puedo dejar de mostrar mi estupor ante el primer párrafo de la noticia. Como oblato llevo algunos años acompañando a laicos que ya se sentían reconocidos por la Congregación a través de unas Constituciones manifiestamente mejorables a mi modo de ver, pero reconocidos al fin y al cabo. Pido al Señor que nos ilumine a todos a caminar en comunión de alma y corazón pero, para ello, hay que reconocer toda la realidad y creo que no se refleja bien en esta publicación. Los que a día de hoy se han seguido esforzando por vivir lo aprobado por la Provincia de España hace más de 15 años pueden no verse reconocidos en ese desamparo. Yo desde luego no lo veo así. Un fuerte abrazo a todos y gracias por vuestro compartir.

    ResponderEliminar
  2. Tiene razón el p. Alberto en señalar que no estamos ante la primera forma oficial de asociación laical a los Oblatos en España. Tanto las Comunidades de Vida como la AMMI, fueron reconocidas en su día como asociaciones de laicos oblatos.

    Sin embargo, en mi opinión, el artículo no pretende negar ninguna de las realidades de asociación anteriores sino, simplemente, comunicar de modo informal (que es el espíritu de Nosotros OMI) lo que se está viviendo actualmente con esta nueva iniciativa. Si en cada noticia que se publica hay que hacer un recorrido histórico, estaríamos hablando de otro tipo de blog, quizás más y mejor documentado, pero menos familiar y accesible.

    Espero que este intento de aclaración pueda ayudar a despejar dudas respecto a lo publicado.

    ResponderEliminar