viernes, 31 de marzo de 2017

De nuevo en casa

Lo prometido es deuda, dice el refrán castellano. Así que Evilio y Sagrario, los voluntarios de la ONG AMYCO que han vivido una experiencia en la misión oblata del Sáhara, comparten con nosotros sus sentimientos e impresiones.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hemos dejado pasar unos días para reposar nuestros sentimientos, nostalgias, recuerdos del Sáhara que no son pocos. 

Como os decíamos el trabajo en la "Asociación de discapacitados de Dakhla" comenzó al día siguiente de nuestra llegada. El horario de trabajo es de mañana y tarde, de lunes a viernes. El trabajo consistió en hacer una revisión clínica a todos los niños de la Asociación. Debemos añadir a los hermanos, parientes y amigos de los mismos. También se hizo un hueco para los hijos de los subsaharianos, especialmente a los hijos de los senegaleses que eran los más numerosos.
 Destacamos también el trabajo administrativo. Se inició la elaboración de una historia clínica de cada niño. De ahora en adelante estará reflejada su vida médica: Controles, enfermedades, vacunas,..

  Asociación de discapacitados de Dakhla


El principal problema era el idioma. En esta ocasión se solventó con Bouh, presidente de la Asociación, y su hermano. Ambos hablan un español perfecto. Durante este tiempo también nos dio tiempo a "observar" porque no conocer, la cultura de El Sáhara. Los diversos barrios que configuran la ciudad de Dakhla: la parte institucional o noble, el barrio de colonos, el barrio de saharauis, el barrio de retornados,…También el misérrimo poblado de "los pescadores" a unos kilómetros de Dakhla. 

Su punto fuerte económicamente es la pesca, pues ahí descarga gran parte del pescado capturado en el banco sahariano.

Políticamente se sigue esperando el referéndum de autodeterminación desde hace 40 años. Destacamos algunos aspectos que nos llamaron la atención:

1. El gran número de jóvenes. Jóvenes menores de 25-30 años y gran parte de ellos en paro. 
2. Emigrantes subsaharianos de paso para Europa. Parte de ellos sin trabajo y los que trabajan con sueldos miserables. 

Ahora viene la evaluación de los hechos. Evaluación que al menos debe ser realizada por los cooperantes, por la comunidad oblata y por la “Asociación de discapacitados de Dakhla".

Si nos ha parecido importante la convivencia de laicos con la comunidad oblata. De nuevo reconocemos el cariño, la hospitalidad y la ayuda ofrecida por Monseñor Mario León, P. Valerio, y P. Chicho. 

De izquierda a derecha: P. Chico, P. Valerio, P. Amador y Monseñor Mario León

Por primera vez cooperantes de AMYCO van a una misión. Sería bueno que las diversas misiones oblatas de la Provincia ofrecieran la posibilidad de trabajar en la misión.

Esperamos que la evaluación de lo hecho sea positiva y podamos repetir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario