jueves, 23 de marzo de 2017

Moviéndose por la Misión


Una de las características del carisma oblato es el trabajar por la misión "ad gentes". Esta nota distintiva se ha ido concretando en muchas y muy variadas iniciativas que ponen en evidencia muchas misiones que llevan adelante los oblatos.

En este curso pastoral las acciones en favor de las misiones siguen siendo motor que mueve muchos corazones y pone en acción muchas manos solidarias.

La parroquia de San Leandro, en el barrio madrileño de Aluche, ha puesto en marcha este curso la iniciativa "Sal de tu tierra" en la que busca recorrer con la mente y el corazón las misiones dependientes de la Provincia Mediterránea. El objetivo es conocer más y rezar más por cada una de estas misiones. De modo que se pueda amar y mejor lo que se conoce, esas misiones en las que tanto bien se hacen, al tiempo que, cuando se organizan actividades para recaudar fondos para sostener dichas misiones se trabaje con más conocimiento de causa.



En la comunidad oblata de Pozuelo, animados por el grupo juvenil de Talitakum y con el apoyo de la capilla de los Mártires Oblatos, este año se continúa apoyando el centro de formación para adolescentes en riesgo de exclusión social Talita Kum en Uruguay. Cada año se busca financiar uno de los cursos de formación profesional para estos adolescentes. Este curso se trata de sufragar los gastos que genera el taller textil. La próxima acción, que será una Cena Misionera, tendrá lugar el viernes 24 de marzo a las 20.30 en Pozuelo.


Por su parte, como ya informó Nosotros OMI en su momentos, las parroquia oblatas de Málaga organizaron un concierto coral en favor de la misión en Senegal. La parroquia oblata Virgen Peregrina en Madrid lleva a cabo un mercadillo misionero todos los años.


Todas estas iniciativas y muchas más que se realizan, y que no aparecen aquí reflejadas, son coordinadas y animadas desde la Procura de las Misiones, cuya implantación en el sector español ha supuesto una gran riqueza y una oportunidad para crecer en la dimensión misionera del carisma oblato.

En definitiva, viendo todo esto es fácil afirmar que las misiones siguen invitando al movimiento de las mentes, los corazones y de las manos generosas que buscan ayudar siguiendo el ejemplo del Señor Jesús que "vino a servir y a dar su vida por todos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario