martes, 11 de abril de 2017

Pascua, simplemente verdadera ¡Para todos!

El Provincial de los Misioneros Oblatos, p. Alberto Gnemmi, introduce las comunicaciones de los oblatos de la Provincia Mediterránea con esta reflexión que invita a celebrar las próximas fiestas pascuales.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pascua, simplemente verdadera ¡Para todos!
...en espera de Trento, fiesta pascual.

Queridos Hermanos oblatos y Laicos Asociados:

en nombre de los miembros del Consejo provincial, de los Oblatos de la Casa Provincial y de los empleados de las oficinas del Economato y de la Procura, quiero expresar las felicitaciones más intensas, en la fe y la amistad que conocéis bien y que es recíproca, para la Semana Santa que se abre ante nosotros y para la solemnidad de Pascua que celebraremos el próximo domingo, 16 de abril.

Vivamos este tiempo, que Dios nos ofrece, con un corazón orante, sintonizándolo con los misterios de la pasión y dejémonos curar por la fe, que el Ecce Homo purifica de todo idealismo, que lleva lejos de la realidad cotidiana, y que, al mismo tiempo, introduce en la concreción del amor y de sus responsabilidades. Este "tiempo santo", que viene a nuestro encuentro con la increíble historia del Hombre de la Cruz – tan incomprensible para la razón humana que solo puede ser verdadera y divina – que sea para todos nosotros una ulterior experiencia de fe en la presencia de Dios, que nunca se lava las manos, como hizo Pilato, ante el dolor, el mal, la injusticia, las infinitas pobrezas morales y espirituales que marcan el camino de la humanidad y, no raramente, nuestras existencias individuales.
No nos perdamos el paso de la Pascua, de esta que llega, ¡Amigos! Simplemente, dejemos que nos encuentre, que nos toque el corazón, nos transmita la pasión de desear el bien de los demás, aunque cueste el perdón, el dolor y la humildad; que nos susurre nuestro futuro, que tiene un destino entre los brazos de un Dios no sólo eterno, sino sobre todo Padre y amante de la vida.

¡No! Amigos, no perdamos ésta Pascua, simplemente, porque es verdadera. Verdadera, porque procede del corazón del Eterno para nosotros. Verdadera, porque ninguno de nosotros podría pensar para sí una historia más bella para sentirse amado por Dios. Desde la eternidad. Para la eternidad.

Una invitación: que la Misa Crismal, que celebraremos en las diversas Iglesias locales, donde estamos insertos con nuestras comunidades y con nuestro apostolado y la liturgia "In Cena Domini", que da comienzo al Triduo Pascual, puedan ser dos momentos significativos para sentirnos unidos como cuerpo apostólico oblato y para renovar nuestro sí al don de la llamada religiosa y sacerdotal, sintiéndonos enviados de nuevo para proclamar el evangelio del amor.

Esta Pascua del 2017, que quiere realizar, como siempre, su paso en medio de nosotros para implicarnos en los recorridos concretos de la caridad, nos brinda una cita especialísima en Trento para los días sábado y domingo, 29 y 30 de abril. Trento será una cita pascual para encontrar la belleza de la fe de los discípulos del Resucitado, a partir de la de sus mártires, como el Padre Mario Borzaga, religioso y misionero, y Pablo Thoj Xyooj, laico y catequista.

Así pues, Feliz Pascua, simplemente, a todos, en aquel amor del cual sentimos el soplo y que constantemente intentamos alcanzar y anunciar, en espera del Acontecimiento de Trento con sus protagonistas pascuales, los bienaventurados Padre Borzaga y Thoj Xyooj.

Palermo, comunidad oblata,
9 abril 2017
Domingo de Ramos de la Pasión del Señor

Vuestro hermano, Padre Alberto Gnemmi, omi (Provincial)

No hay comentarios:

Publicar un comentario