domingo, 30 de julio de 2017

El ritmo baja, la vida no


Como habéis podido apreciar en los últimos días, la actividad del blog Nosotros OMI ha menguado mucho.

¿No ocurren hechos importantes o significativos para la Familia Oblata? Por supuesto que sí: los campamentos de verano se siguen sucediendo, familias, jóvenes y niños siguen viviendo su fe y creciendo en comunidad; hay en marcha distintas experiencias misioneras de los oblatos y de las oblatas; seguimos muy pendientes y preocupados por la situación de muchos hermanos nuestros, especialmente en Venezuela...

La vida sigue... pero es verdad que el ritmo con que se cuentan las noticias baja.

Por eso os pedimos, desde Nosotros OMI, que no dejemos de orar por toda la vida y misión que la Familia Oblata sigue desempeñando.

Si no veis noticias, no os precupéis. La vida sigue aunque el ritmo baje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario