domingo, 6 de diciembre de 2015

La revolución de la esperanza, de la ternura y de la misericordia

Con este título comenzaba ayer, sábado 5 de diciembre, Mons. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, su retiro de Adviento con la Vida Consagrada.

Mons. Carlos Osoro en un momento de adoración
 
Cientos de consagradas y consagrados, entre ellos un oblatos, escuchaban de los labios del obispo lo que realmente esperamos en este tiempo litúrgico que preceda a la Navidad: una revolución auténtica que no puede llegar de otra forma que no sea a través de la esperanza, de la ternura y de la misericordia.

Una llamada fuerte de atención: no caer en la tentación de pensar de que la auténtica revolución, la que trae el Dios hecho hombre en Jesús, pueda venir por otros medios. También en ello caemos los cristianos y también la vida consagrada.

Un apelo: comunidades cristianas y religiosas diseñadas desde la misericordia, que transmitan el rostro misericordioso de Jesucristo en una auténtica pastoral de la misericordia.

Mons. Carlos se hacía, una vez más, portavoz e interprete autorizado del Papa Francisco. Ojalá la Vida Consagrada y la Familia Oblata sean portavoces de este invitación evangélica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario