Ir al contenido principal

Entradas

Cumpleaños del Hermano Nicolás

  Ayer, 10 de septiembre de 2021, el Hermano Nicolás cumplió 96 primaveras, aunque la fecha nos indique más bien el final del verano. Miembro de una familia longeva, pues sus otras tres hermanas viven contando todas más de noventa años, Nico sigue dando muestra de su habitual sencillez, vitalidad y buen humor, soplando una vez más las velas que nos recuerdan a los demás el don del Señor de tenerle presente entre nosotros. La Regla 67a nos enseña que,  en su vida de oración, los Hermanos tratarán de conocer más íntimamente a Cristo, Palabra encarnada, a fin de poderle reconocer en la vida de los que están agobiados y, sobre todo, en el mundo de los pobres . Gracias Nico, por soportar nuestros agobios y darnos un hermoso testimonio de la presencia de Cristo en nuestras vidas. Pedimos al Espíritu que te inspire para que sigas cumpliendo con alegría tu misión.    
Entradas recientes

Peregrinación a la Catedral de Burgos

  Con ocasión del octavo centenario de la catedral de Burgos y de la instalación de una capilla en ella dedicada a los santos burgaleses canonizados o beatificados, entre lo que se encuentra nuestro mártir Daniel Gómez Lucas, un grupo de la familia oblata de Pozuelo acudió en peregrinación a tan santo lugar. Allí pudieron celebrar la misa en la capilla del conocido como Cristo de Burgos, cuya imagen data del siglo XIV y que fue venerada, entre otros, por santa Teresa de Jesús. De ello dejaron constancia en el libro de firmas de la sacristía, como signo de la presencia de nuestro carisma oblato en este año especial. Acompañados por un espléndido día burgalés, pudieron dar una vuelta por algunos lugares emblemáticos de la ciudad, visitar iglesias significativas para alguno de los participantes y estrechar los lazos de amistad y fraternidad en torno a una buena comida con extensa sobremesa. La tarde continuó, como no podía ser de otra manera, con una visita obligada a Hacinas, pueblo burg

Fallecimiento Oblato Honorario Javier Negro Casín

  Francisco Javier Negro Casín nace el 3 de diciembre en San Sebastián. Es hijo de ferroviario, lo que hacía que, debido a los traslados y ascensos, los hijos nacieran en lugares diferentes de España. Junto a su mujer, Engracia, fueron nombrados Oblatos de Honor el 8 de marzo de 2010, título que siempre llevó a gala.  Javier vivió en Pozuelo desde el año 1934, por lo que conoció a la comunidad martirial, muchos de ellos hoy beatificados junto al laico Cándido Castán. En el año 36 se fue junto a su familia a Madrid, a pasar la guerra, pues Pozuelo de Alarcón era zona de frente. Regresó a Pozuelo y, de soltero, vivió en la calle, entonces del Generalísimo, número 11, misma calle donde se sitúa nuestro Escolasticado. Siempre tuvo un gran cariño a los oblatos y, con muchos de ellos, mantuvo una amistad personal, yendo incluso a sus primeras misas en sus pueblos de origen. En sus últimos años de vida, al no poder salir  de casa por causa de la edad y de la enfermedad, la comunidad oblata

El verano también es tiempo para ayudar

     En el Evangelio del domingo pasado escuchábamos la invitación de Jesús a sus discípulos: "vamos a un lugar tranquilo, a descansar un poco". Seguro que en estos meses, todos estamos disfrutando de ese merecido descanso vacacional. Sin embargo, al llegar al sitio indicado, el Señor se encuentra con una muchedumbre que le lleva a la compasión, pues andaban extenuados, como ovejas sin pastor.     De este Evangelio aprendemos que nuestro bienestar no puede ser tan absoluto que esté por encima de la necesidad del hermano. Algo que la familia oblata ha puesto en práctica también en estos meses estivales.      Durante el mes de junio llegaron los envíos de medicinas a las distintas comunidades oblatas en Venezuela (Catia la Mar, Palogordo y Santa Bárbara), donde podrán servir de ayuda a tantos hermanos nuestros extenuados por la escasez en dicha tierra.      Igualmente, lleno de ilusión y de todo tipo de materiales, partió desde El Abrojo (Valladolid) un container con destino a

Cumpleaños del P. Santiago Fontecha

  Ayer día 8 de julio celebramos en la comunidad de Diego de León el cumpleaños del P. Santiago Fontecha. El menor de una familia de siete hermanos, entre ellos otro oblato que fue uno de los Fundadores de nuestra parroquia de san Leandro (Aluche), sumó 91 primaveras. Tras pasar la mayor parte de su vida como profesor en el colegio que tuvimos en Aguilar de la Frontera, estuvo unos años en la comunidad de Málaga, donde dejó un buen recuerdo por su puntualidad y sus homilías breves y atinadas. El P. Fontecha, a quien gusta especialmente la historia y la geografía, sigue cultivando una de sus grandes pasiones: leer el periódico cada día. A pesar de su sordera, conserva su simpatía y buen ánimo. Damos gracias a Dios por su vida, pidiéndole que nos siga bendiciendo con su presencia para poder vivir la comunidad como nos pedía nuestro Fundador, san Eugenio de Mazenod.