jueves, 1 de septiembre de 2016

Pedro Rotger omi, crece la comunidad oblata del cielo


El pasado domingo 31 de Julio del presente año, el Señor llamó a su presencia al P. Pedro Antonio Rotger Serra, Misionero Oblato de María Inmaculada, que residía durante éstos últimos años en su pueblo natal, Búger, (Mallorca), preparándose para esta llamada. El P. Pedro pertenecía a la Provincia de Argentina-Chile. Durante estos últimos años hemos mantenido una muy buena relación pese a la distancia Madrid-Mallorca y las limitaciones de su enfermedad. Gracias a su sobrina, Bárbara, hemos podido visitarle en estos últimos cuatro años, los PP. Eutimio, Pacho, Ismael y el hermano Magán. El año pasado también le conocieron Salvo D´Orto y Pasqualle Castrilli de Italia. El pasado 3 de Agosto, celebramos su funeral en el pueblo natal de su padre, Búger, en el que el párroco, D. Juan Pons Payeras, leyó la siguiente nota necrológica que quiero compartir con todos vosotros en este momento.



Pedro Antonio Rotger Serra, omi

Hijo de padre natural de Búger y madre de Campanet, que habiendo emigrado a Argentina al cabo de los años, dieron a luz al P. Pedro Antonio el 28 de Diciembre de 1932.

Después de haber realizado el servicio militar como Policía en la capital argentina, ingresó en el Seminario de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada en el año 1957, bajo la influencia y el acompañamiento del P. Recalde. 

Hizo los votos perpetuos el 31 de Marzo de 1963 en la ciudad de Santiago de Chile.

El 8 de Enero de 1967 fue ordenado sacerdote, recibiendo su primera obediencia como profesor del Seminario Menor de la Congregación en la Provincia de Córdoba (Argentina), hasta finales de 1970.

En el mes de Octubre de 1971 regresó a la tierra de sus padres para celebrar su primera misa, en Búger, que se vistió de fiesta para celebrar aquella efeméride.

La década de los años setenta la pasa en la La Rioja (Argentina), siendo consejero Provincial desde los años 1971 hasta 1977; En Septiembre del año 1971 fue enviado a Roma, a la Casa General de los Oblatos como delegado de los formadores de los seminarios menores de América Latina.

En el mes de Marzo de 1980 es destinado a la Parroquia de Ntra. Sra. De Luján, en Santa Fe (Argentina) hasta finales de septiembre de 1989. Durante este periodo es Asesor Diocesano de la Juventud y encargado del Movimiento de “Cursillos de Cristiandad”. También durante 5 años fue profesor de Antropología Teológica en la Universidad Católica y durante seis años es miembro del Consejo presbiteral, como delegado de Religiosos.

En 1983 es el encargado diocesano de la “Misión Juvenil”, que después se extenderá por toda América Latina.

El mes de noviembre del año 1989, fue elegido Provincial de la Provincia de los Oblatos en Argentina, si bien no llega a concluir su mandato, al presentar la dimisión por motivos de salud.

Del año 1991 al 1997 en Las Lomitas, provincia de Formosa, se le encargará de la atención pastoral a los aborígenes, visitando las trece comunidades de los Pilagá, Wichí y los Toa.

Durante los años 1998 al 2004, es enviado como formador al prenoviciado de Santiago de Chile.
Ha predicado muchísimas misiones por multitud de pueblos de Argentina, Chile y Paraguay.

El mes de Enero del año 2007 sufre una grave enfermedad que le obliga a renunciar a toda actividad pastoral. El mes de Junio del 2010, regresa a la tierra de sus padres, Búger, a la familia biológica y desde entonces, ha trabajado pastoralmente en las Parroquias de Búger, San Alberto el Grande y La Puebla. 

El domingo, 31 de Julio, y después de sentirse acompañado por la plegaria de la comunidad, entrega su alma al Señor.

El P. Pedro Antonio a lo largo de todos estos años nos ha dejado una imagen viva del hombre de Dios, preocupado por el hombre de hoy, haciéndole vivir en una constante actitud orante, a los pies de la Virgen María, como buen oblato, siervo de Dios.

D. Juan Pons Payeras, pbro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario