viernes, 4 de enero de 2019

Un laboratorio para la misión


El laboratorio de análisis de Mangaroungou es un proyecto llevado a cabo después de años de trabajo y mucha solidaridad, que involucró a Italia y España, y que por fin ha entrado en la fase operativa. 

Se adquirió todo el sofisticado material de análisis y control gracias a la participación de las parroquias de Aluche, Málaga, los laicos de Jaén y de la Fundación Roviralta, en España así como numerosos colaboradores en Italia.

Herramientas como, por ejemplo, el instrumento de hematología automática permiten establecer muy rápidamente análisis simples y precisos para la salud de los pacientes. En un área totalmente desprovista de estructuras de este tipo y clasificada como una de las más pobres de la región, el laboratorio de Mangaroungou se destaca como una instalación de vanguardia.


Se ha capacitado a una persona y un técnico de laboratorio está en proceso de formación para garantizar la eficacia y precisión de la estructura, requisitos esenciales para su funcionamiento. Desde el pasado mes de junio, los análisis comenzaron con la supervisión del Distrito de Salud de Goudomp (región médica de Sedhiou) y con la colaboración del Gerente de dispensarios de Mangaroungou y todo el personal.
Estamos en la fase de lanzamiento y llevará algún tiempo, antes de que la estructura pueda caminar rápidamente, incluso teniendo en cuenta las escasas posibilidades económicas de los pacientes, que a menudo desalientan su acceso a la atención médica y los análisis consiguientes.

Con la apertura del laboratorio de análisis, el complejo de Mangaroungou, equipado con servicios ambulatorios y de maternidad, se está convirtiendo en un punto de referencia en el área y en el trabajo de prevención tan importante en áreas expuestas a grandes riesgos epidemiológicos y enfermedades fácilmente transmisibles. Cabe señalar que la estructura está ubicada cerca de la frontera de Guinea-Bissau y que un gran número de pacientes provienen de las aldeas ubicadas al otro lado de la frontera.

Una razón más para continuar nuestro compromiso con las poblaciones más frágiles.


Un agradecimiento especial a todos los que han contribuido a la realización de un sueño que contribuye al cambio profundo de las condiciones sanitarias de todo un pueblo.

Padre Bruno Favero, omi
para la Procura de las Misiones Extranjeras de la Provincia Mediterranea.

1 comentario: