lunes, 26 de octubre de 2015

"Pre-Congreso" Europeo de Pastoral Juvenil Oblata

El pasado fin de semana del 23 al 25 de octubre ha tenido lugar en Pozuelo de Alarcón, un encuentro europeo de jóvenes, religiosos y consagradas unidos por el carisma oblato.

Participantes en el "Pre-Congreso"

Con el Congreso Mundial de Pastoral Juvenil Oblata, previsto para el próximo año 2016 durante la celebración del 200 aniversario de la Congregación, este encuentro ha querido ser el tomar el pulso a la realidad juvenil europea para poder mejor contribuir a dicho Congreso.

Materiales trabajados y sesiones conjuntas

Participantes de Bielorrusia, Ucrania, Polonia, República Checa, Alemania, Italia, Francia, Irlanda y España han puesto en común el trabajo realizado en sus respectivos países.

Una de las participantes, Lorena, joven de Málaga nos cuenta lo realizado allí estos días:


Este fin de semana he tenido la suerte de compartir con otras realidades oblatas, la situación de la pastoral juvenil europea con miras al Congreso que tendrá lugar en marzo del próximo año en Aix.

El proceso ha sido sencillo en cuanto a la estructura pero a la vez intenso: MIRAR esta realidad con los ojos de Cristo, JUZGAR con su corazón y ACTUAR, desde lo sencillo y desde lo que somos capaces, para que el joven de hoy no pase por el mundo sin al menos oír lo que Cristo siente por ellos.

Digo que ha sido intenso porque hay mucho que decir, muchísimo que hacer, mucho corazón  que dar… ¡la realidad europea es tan diversa! Y porque no siempre te sientes, al menos yo, con la capacidad de hacerlo. Precisamente porque a nivel individual no siempre llegas donde deseas, este pre-congreso ha sido una muestra más de que en este carisma se trabaja en comunidad, se trabaja en equipo y se da voz a todas las realidades: oblatos, oblatas, consagrados y laicos… Si quieres llegar rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve en comunidad.

 Trabajo intenso y preciso

Lo bonito de estos días ha sido el clima de diálogo, de escucha, de oración y de preocupación por el joven, cristiano o no; en definitiva, el clima de familia.


Me quedo principalmente, por lo compartido en el grupo de trabajo y con el orgullo de saber que Eugenio de Mazenod tiene mucho que aportar, todavía hoy, a la misión que nos espera.

1 comentario:

  1. Me uno a esa labor pre-... y me hago eco de esta noticia en mi blog. Que el congreso congreso sea un éxito. Joaquín

    ResponderEliminar