martes, 24 de mayo de 2011

Carta de la Sup.General de las Oblatas por la fiesta de San Eugenio

Querid@s herman@s,

Compartimos con vosotr@s una reflexión con motivo de la Fiesta de San Eugenio el pasado 21 de mayo. Podéis verla en nuestra página web:www.oblatas.org; aquí también encontrareis otras noticias de nuestras comunidades.

Un abrazo fraterno para tod@s.

Marimar,omi

PRESENTAMOS EN NOSOTROS OMI EL PRIMER PARRAFO DE LA CARTA, PARA LEERLA ENTERA PINCHA AQUI

El don del carisma”

eugenio_mazenodUna reflexión…

El 21 de mayo celebramos los 150 años de la muerte del Fundador. Este hecho ha de provocar en nosotros una mirada de agradecimiento por la vida donada y ofrecida de Eugenio de Mazenod, que nos ha dejado una bellísima herencia.

El origen de nuestro carisma se encuentra en el corazón de un hombre que se dejó tocar por la gracia de Dios, en un corazón que se conmovió ante las necesidades de salvación de los hombres y cuya única respuesta posible fue la de darlo todo por Aquel que le había amado de una manera única y total.


La larga vida de Eugenio de Mazenod estuvo siempre marcada por un solo deseo: “Solo deseo una cosa: que se cumpla la Santa voluntad de Dios”[1] son palabras que pronunció pocas horas antes de morir. Toda su vida queda resumida en ellas. Eugenio de Mazenod está marcado por su propia historia personal, su vida, su carácter, su manera de ser, su forma de acercarse al misterio de Dios, su espiritualidad, su relación personal con Cristo… A lo largo de su vida el Espíritu Santo ha trabajado intensamente, hasta llevarle a una conversión profunda que le hace exclamar como a San Pablo “Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él” (Cf. Flp. 3,8)

No hay comentarios:

Publicar un comentario