jueves, 23 de agosto de 2012

Una reliquia... por lo menos

Visto en Mártires OMI Madrid



                                             Publio en su Primera Comunión
En la liturgia de las beatificaciones y canonizaciones, después de proclamarse el Decreto pontificio y descubrir el cuadro de los nuevos beatos o Santos, se inicia una procesión con alguna reliquia que se expone a la pública veneración. El Cardenal Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, con ocasión de la beatificación de los 23 Mártires Oblatos (Madrid, 23.12.2011) quería que presentáramos alguna reliquia o recuerdo. Ante mi insistencia que no teníamos nada, dado que no se habían podido identificar sus cuerpos (excepto el de Serviliano Riaño que, al terminar la guerra civil, se exhumó en Torrejón para trasladarlo al Camposanto de Paracuellos) y los ornamentos, imágenes y demás enseres de la casa martirial de Pozuelo habían sido quemados por los milicianos, sugería que podría suplirse con algún objeto significativo relacionado con los Mártires. Se pensó en llevar en procesión el Cristo o Cruz oblata de San Eugenio, por coincidir la celebración con el 150 aniversario de su dies natalis (nacimiento para el cielo). Un miembro de la catedral de la Almudena se opuso. Entonces se optó por un gesto simbólico: 23 palmas, llevadas por otros tantos familiares de los nuevos Beatos.
Con frecuencia llegan a esta Postulación General OMI peticiones solicitando reliquias de los Mártires. La respuesta es siempre negativa: no tenemos ninguna. Ahora se ha encontrado una significativa, que posee la familia de Publio Rodríguez.
Su madre, Catalina Moslares, nos habla de un Crucifijo que le dio su hijo al ir al noviciado. Al entregárselo, le dijo: Bésalo muchas veces y, venga lo que venga, piensa que todo lo que suframos por Él, por mucho que nos parezca, será poco para lo que Él nos ama y sufrió por nosotros. Ese crucifijo de junior se lo habían dado a él en Urnieta. Ciertamente la madre de Publio lo conservaría como una verdadera reliquia; pero  ¿dónde habrá ido a parar? 
Ya se ha localizado: lo tiene una sobrina. 
Puede verse su foto aquí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada