lunes, 22 de abril de 2013

Españoles en Bangok II


Hola a todos… “Españoles en Bangkok”… pues sí, como ya escribía Chicho, aquí estamos cuatro españoles reunidos en Bangkok con motivo de la Sesión Inter-capitular. Chicho como parte de su ministerio en la Administración General. Diego, David y un servidor en el servicio de la traducción a la lengua de Cervantes… de momento … sobrevivimos… que no es poco.
Sobrevivimos por el calor… y sobre todo por la humedad… ¡ufff! ¡Qué bochorno! Vamos de sala en sala… buscando los aparatos de Aire Acondicionado… Claro, que de vez en cuando tenemos que “volver a la realidad” y afrontar los… ¿40 y pico grados? Que quizás haga fuera…
Y digo sobrevivimos… también por el trabajo de la traducción… aquí somos los tres relativamente “novatos”. Algunos hemos hecho trabajo de traducción de documentos, o libros, … pero cuando se trata de traducir mientras están hablando… hace falta algo pedir al Espíritu Santo el “Don de Lenguas”… jejee… porque a alguno se nos “traba”…
En fin, es un privilegio poder participar en esta asamblea y ser testigos privilegiados de la acción del Espíritu Santo en la Congregación. Precisamente hoy la sesión se centraba en esto, en discernir: oír y escuchar lo que Dios quiere decirnos a los Oblatos. Un día de escucha, compartir, meditación y oración…
¡Ven, Espíritu Santo, ¡y háblanos!
¡Ven, Espíritu Santo y ¡ábrenos el oído para que escuchemos! 
La sesión empezó hoy, 22 de Abril, oficialmente. Y terminará el 3 de Mayo, viernes. Durante casi dos semanas superiores de toda la Congregación se reúnen y comparten, analizan y disciernen, estudian y programan con vistas al próximo Capítulo General y al 200 aniversarios de la Congregación.
El lugar,… es paradisíaco… un centro de formación pastoral que tiene la archidiócesis de Bangkok… un lugar muy bien preparado donde nada queda a la improvisación. Todo está previsto… en parte también por el gran trabajo de nuestros hermanos de la Delegación de Tailandia-Laos.
Os pido una oración por todos nosotros. Para aquellos reunidos: superiores, administración general y otros, para que escuchen la “voz del Espíritu Santo”… Para los que les asistimos: para que ayudemos y facilitemos este tiempo de “escucha”.
Gracias.
Pd.- Un gran “gracias” a Valerio, mi compañero del Sahara, que se queda sólo en Laayoune para que yo pueda venir aquí y ayudar en la traducción.

Mario, omi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada