viernes, 7 de diciembre de 2018

Mensaje por la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María


Como cada año, la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María llena de alegría y esperanza a toda la Iglesia.

Para la Familia Oblata esta fiesta tiene una connotación especial y entrañable. Además, este año del 200 aniversario de las Constituciones y Reglas de los Oblatos esta fiesta mariana tiene mensaje particular.

El p. Louis Lougen omi, Superior General, recoge en la tradicional carta con motivo de la Inmaculada todos estos sentimientos y las novedades que la celebración de este año nos deja.

Dejamos esta breve cita y el enlace para poder leer en su integridad la carta dirigida a los Oblatos y a toda la Familia Oblata. Ojalá nos ayude a preparar con entusiasmo la gran fiesta de nuestra Madre Inmaculada.

Quisiera enfatizar que la fiesta de la Inmaculada Concepción también es una celebración misionera. María fue rescatada de todo pecado y llena de la gracia con vistas a la misión que la Santa Trinidad tenía para ella desde la eternidad: ser la Madre del Hijo único. ¡Qué similitud misionera para nuestras vidas! Dios nos invita a la santidad para que en nosotros, a través de nosotros y con nosotros, el amor de Dios sea revelado. Llevamos a Cristo al mundo y nos convertimos en su presencia para otros, especialmente para los pobres y los más abandonados.

¡La Inmaculada Concepción de María no es tan solo un lindo honor y privilegio para ella, por el cual nosotros estamos a su alrededor aplaudiendo y vitoreando! No, el maravilloso regalo de la gracia de María es, por encima de todo, el misterio que Dios escondió en los siglos pasados y ahora ha revelado al final de los tiempos: el misterio de amor por toda la humanidad. Llevamos el nombre de la Inmaculada Concepción y estamos encargados como misioneros de llevar a Cristo al mundo, no conformándonos con una existencia insípida y mediocre (GE 1), sino recargados completamente con la gloria, el amor y la misericordia de Dios. ¡Qué maravilloso llamado de ser cooperadores en el plan salvador de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario