sábado, 21 de julio de 2018

Oración vocacional: mes de julio

En pleno verano continuamos nuestro empeño de seguir rezando por las vocaciones oblatas en esta Oración Vocacional de cada mes.

La sabiduría del p. Francis Kelly Nemeck omi, maestro de la vida espiritual, nos invita a profundizar en la necesidad de una oración sincera y perseverante que afronte las pruebas del corazón para responder a la propia vocación.

domingo, 15 de julio de 2018

Jornada de entrega de medicinas en nuestras misiones


Hace unos días tuvo lugar en la parroquia oblata de Catia la Mar en Caracas, Venezuela una jornada de entrega de medicinas. 

Al frente de la jornada el padre Nené junto con dos doctoras que dirigieron la tarea. 

En las últimas semanas se han repartido 371 medicamentos y se ha podido asistir a 218 personas. 

Esto ha sido posible gracias a donaciones recibidas desde Italia, España y Bélgica y coordinadas por la Procura de Misiones Oblatas de la provincia.




viernes, 29 de junio de 2018

Prenoviciado/2 "Convencido de la bondad de este tiempo"


“Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador” (Lc 1,46-47)

Miro con agradecimiento este tiempo de inicio de prenoviciado, estos últimos nueve meses, consciente de que Dios ha derramado sobre nosotros una gracia mayor de lo que jamás podríamos haber llegado a imaginar. Estoy convencido de la bondad de este tiempo.

Durante estos meses, muchos me han preguntado si soy feliz. La respuesta es sí, pero una vez más, me parece entender que mi felicidad es sólo una consecuencia de algo más, un posible signo, una realidad sin duda agradable y deseable, pero con un trasfondo mayor. Si creo que este año es un año de gracia del Señor, es porque creo que estamos caminando en su presencia, porque creo que, en nuestra debilidad, la gracia de Dios está actuando, dándonos a conocer su voluntad.

Mi alegría y felicidad, las virtudes de los formadores, la riqueza de nuestra comunidad, la consecución exitosa de objetivos y actividades, incluso nuestros esfuerzos y mejorías varias, aun siendo muy buenos y aun pudiendo ser dignos de ser imitados, no justifican lo vivido. Esto es lo que me llena de paz, que la justificación proviene, de la gracia que hemos recibido, la cual que nos permite escuchar, entender y vivir en lo que me parece que es la voluntad de Dios.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Carlos Renedo González, prenovicio


domingo, 24 de junio de 2018

Prenoviciado/1 "Admiración y agradecimiento"


Ayer, 23 de junio, se cumplieron nueve meses desde que empezamos la etapa del prenoviciado. Con las clases de la universidad acabadas y dedicando estos últimos días a la preparación de los campamentos oblatos en los que viviremos la experiencia pastoral de verano, el pasado miércoles hicimos una pausa para retirarnos en El Abrojo a hacer la evaluación de este primer curso.

Sólo  encuentro palabras de admiración y de agradecimiento a Dios por todo lo vivido y aprendido en este tiempo. El inicio de la vida en comunidad se ha desenvuelto con mucha naturalidad y me ha permitido madurar a buen ritmo afectiva y espiritualmente. El Señor ha tocado mi corazón con generosidad y ha realizado las cosas incomparablemente mejor de lo que podíamos haber pedido o imaginado (Efesios 3, 20).

El Espíritu ha sido derramado en mi vida y ha ido modelando mi corazón en este primer tiempo. Un tiempo de profundización en nuestra historia de vida, para situarnos en la verdad de quienes somos, con nuestros defectos y nuestras cualidades; un tiempo de transformación del corazón, a través de la Eucaristía, la oración personal de cada día con la Palabra de Dios, las formaciones, etc.; en un corazón más humilde y entregado a Dios y a los demás. Y por último, un tiempo de entendimiento que me permitiera ver más allá de mis esquemas y de mis concepciones preestablecidas, para identificar la sutil presencia de Dios en mi día a día e invadiendo mi vida con una paz profunda y genuina que ha llenado de consuelo esta etapa del camino de discernimiento.

Finalmente, sólo puedo expresar mi agradecimiento a todos los Misioneros Oblatos que con su ejemplo han ido enseñándonos cómo se vive el carisma. Me siento un privilegiado por haber podido compartir momentos de comunidad con todos los oblatos que están en España y haber podido conocer a los que, estando de misión, nos han visitado cuando han pasado por Madrid.

Muchas gracias, por último, a los miembros de la parroquia de San Leandro y a la comunidad oblata de Aluche que desde el principio nos ha acogido haciendo que nos sintiésemos como en casa. A los padres Rafa y Carlos, al hermano Nicolás y en especial a los padres Javier y Amador, nuestros formadores. El día a día como miembros de la comunidad ha sido el mejor testimonio de la vida religiosa a la que el Señor me llama y, en mi opinión, una concreción modélica por parte de la Congregación de la invitación que Jesús nos hace en el Evangelio con su Ven y verás (Juan 1, 46).

Gonzalo García, prenovicio.

jueves, 21 de junio de 2018

Oración vocacional: mes de junio

Por estas fechas muchas actividades van llegando a su fin y los días de las preciadas vacaciones están más cerca. Con ellas llega la oportunidad de hacer aquello que tanto nos cuesta y que, sin embargo, es tan importante para el cristiano: contemplar.

El maestro en ejercicios espirituales p. Franz Jalics sj, nos da unas claves para esta llamada a la contemplación que se enmarca dentro de la gran llamada vocacional de todos y de cada uno.